Vaciarnos para poder escuchar

Conectar con la receptividad

 

Habitualmente estamos llenas de emociones, pensamientos, opiniones, juicios, preocupaciones, planes… En este estado de saturación mental, queda muy poco espacio para que entre algo nuevo y para que nos dejemos tocar de verdad por lo que escuchamos. Cuanto más nos vacíamos, más podemos ver, escuchar, sentir a un nivel profundo.

Cuando conectamos con la cualidad de la receptividad, nos desprendemos de nuestros prejuicios y nos abrimos a sentir, tanto lo que se mueve en la otra persona como en nosotras mismas. Abrimos un espacio en el que pueden florecer la empatía y la escucha auténtica y en el que la persona escuchada puede desplegarse y ser ella misma.

La escucha, en su esencia más pura, tiene mucho que ver con soltar el control.

Fuente: Sophia Style. Formación online «El Camino de la Facilitadora».

Si trabajas o deseas trabajar con grupos y quieres profundizar, entre otras, en tu capacidad de escucha profunda, te invitamos a conocer nuestra formación online “El Camino de la Facilitadora”.

Esta propuesta te ofrece preparación y herramientas para, entre otras cosas:

  • Poder cocrear un espacio de confianza e intimidad con todos los elementos necesarios
  • Ofrecer tu capacidad de escucha profunda y calidad de presencia
  • Facilitar desde la autenticidad
  • Potenciar tus habilidades de improvisar y captar lo que necesita el momento
  • Sostener dificultades y retos como facilitadora, integrar la sombra en los círculos, en ti
  • Conectar con la facilitadora desde los arquetipos femeninos: la Doncella, la Madre, la Chamana y la Anciana

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.