contacto@mujerciclica.com

la Doncella

Rituales para dejar ir

Aire: el humo que transporta

Fuego: las llamas que queman

Agua: la corriente que limpia 

Tierra: el humus que absorbe

 

Estamos viviendo un momento de muchos cambios y transformaciones, que inevitablemente implica el paso de dejar ir lo que ya no nos ayuda, para crear espacio y dar la bienvenida a lo nuevo. 

Dejar ir implica pasar por un tiempo de incertidumbre, de incubación, a menudo de incomodidad, en donde aún no conocemos lo nuevo pero sabemos que lo viejo ya no nos sirve. 

En este espacio entre dos etapas, podemos encontrar la semilla de lo nuevo, con todo su potencial, aún por manifestarse. 

Es un momento especialmente fértil para conectar con la fuerza de los rituales, con la ayuda de los cuatro elementos y con la cualidad de soltar de la luna menguante. 

Te invitamos a crear un ritual sencillo en los próximos días para acompañarte a ti misma a transitar los cambios que estás viviendo. 

Como primer paso, conecta con lo que deseas dejar ir, sostenlo con ternura y amor y date cuenta que ya no lo necesitas en tu vida, porque te está limitando y alejando de ser plenamente tu misma. 

Te ofrecemos aquí cuatro ideas sencillas para conectar con el poder de los elementos para soltar y dejar ir. Siente cuál de los elementos te llama en especial: 

 

FUEGO

Apunta en un papel lo que quieres transformar y quémalo dentro de una olla o un recipiente seguro. 

 

AIRE

Enciende un incienso y visualiza que el humo transporta lo que dejas ir, convirtiéndolo en aire. 

 

AGUA

Coloca tus manos debajo del grifo y deja que el agua limpie y se lleve lo que quieres soltar. 

 

TIERRA

Coge un puñado de tierra o sal en tus manos y siente la Madre Tierra absorbiendo y transformando lo que ya no te sirve. 

 

Para completar, siente el espacio nuevo que se ha creado en tu interior. Y da las gracias al elemento que te ha acompañado. 

 

Texto: Sophia Style y Gemma Polo

 

A través de estas pequeñas prácticas puedes sentir el poder transformador de los rituales dentro de ti, y a la vez intuir cómo se multiplica este poder cuando hacemos un ritual en grupo, para acompañar a una persona o un grupo en su proceso de dejar ir lo viejo. 

La mirada y presencia amorosa de un círculo, junto con el sostén de una persona que sabe guiar un ritual de paso, puede dar lugar a una transformación profunda y duradera. 

Suscríbete

Haz clic aquí para suscribirte a Mujer Cíclica y recibir novedades e inspiración.

Te enviaremos nuestro eBook «Amo mis Ciclos» con un calendario para integrar las fases de la luna en tu vida y una introducción a la práctica del diagrama lunar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Para seguir profundizando…

Poema «La curación»

Poema «La curación»

«Creemos que superamos las cosas. No superamos las cosas. O mejor dicho, superamos el sarampión, Pero no un corazón roto.» El poema «La Curación» de Albert Huffstickler nos transmite que «curación» significa permitir que lo que ha sido dolorosa en nuestras vidas encuentre su forma dentro de nosotras, más allá de cualquier idea de «superar» o hacer desaparecer estas vivencias de nuestra historia.

Acompañar es un arte sutil

Acompañar es un arte sutil

Acompañar es un arte sutil, es un diálogo de corazón a corazón, una escucha amplia y amorosa, una presencia serena y arraigada… En el camino de guiar y facilitar rituales, uno de los pilares es la escucha profunda.