Revisión de mi parto en casa, 15 años después.

Parto en casa de Sophia Style

Sophia Style en sus primeras contracciones de parto

 

Parto en casa de Sophia Style

Sophia Style justo después de nacer su hijo Marc

Hoy hace 15 años que estaba de parto en casa…

 

Cuando miro de nuevo estas fotos, me sorprenden, me veo muy jovén, e inocente…Y ahora tengo delante de mí un chico adolescente, ¡¡casi más alto que yo!! 

 

Cada año, con el cumpleaños de mi hijo Marc, revivo la experiencia de su nacimiento. 

 

Como puedes ver aquí, fue un parto en casa. Tenía muchas ganas de parir en mi hogar, me sentí segura y tranquila. En aquel momento era una apasionada del parto natural, trabajaba como doula y daba cursos de preparación al nacimiento. 

 

Entre lo que transmite la primera foto, cuando estaba con las primeras contracciones y aún sonriendo, y la segunda imagen, también sonriendo con mi hijo en brazos, te puedo asegurar que pasé por las 36 horas más intensas de mi vida… 

 

Me había preparado para el parto en casa con todo tipo de técnicas, meditaciones, afirmaciones y prácticas para tener un parto sin dolor, ¡incluso un parto orgásmico!.  

 

Sinceramente, no me esperaba en ningún momento que fuera tan intensamente doloroso… Tuve la sensación que se despertaró en mis células, en mis huesos, el dolor de mis ancestras… y más allá, el mandato-castigo: “parirás con dolor”. 

 

Si hubiera estado en un hospital, hubiera pedido sin duda ninguna una epidural. Entonces en aquel momento, cayeron todos mis juicios sobre un parto medicalizado y toda mi rigidez sobre el parto natural… 

 

A la vez, agradezco la experiencia de haber podido atravesar ese dolor que pensé que me rompería en dos, buceando dentro de mi misma para encontrar la manera de transformarlo, de unirme con él. 

 

Finalmente me metí en el ojo del huracán… y salí de allí, como otra persona, otra mujer. Una madre, preparada para lo que fuera… ¡Me sentí como una leona poderosa! 

 

A partir de allí, cambiaron muchas cosas en mí, en mi visión sobre el parto, sobre cómo nos preparamos para esta iniciación como mujeres, sobre la importancia de soltar y transformar esa voz dura interna que tanto daño nos puede hacer. ¡Hasta me juzgue a mi misma por haber tenido un parto tan doloroso! Imagínate…

 

Y lo esencial que es cultivar a niveles muy profundos dentro de nosotras la voz amorosa de nuestra Madre interna. 

 

Me encantaría poner una foto aquí de mi hijo con sus 15 años, pero no le gusta la idea, así que respeto su deseo. Me emociona verle transformándose en un hombre, poco a poco, lleno de pasión, de dirección, ¡¡de una energía intensamente masculina!! 

 

Honro hoy a todas las mujeres que han dado a luz, a todas las madres que han atravesado el misterio de parir, de la forma que sea… 

 

¡Y le deseo un cumpleaños muy feliz a mi hijo Marc! 

Un abrazo,

Sophia

 

Te comparto aquí una selección de los valiosos comentarios que algunas mujeres de la comunidad de Mujer Cíclica dejaron en nuestro Instagram y Facebook movidas por el relato:

 

«Hacerse una con el dolor fue la única forma de tener a mis hijos en brazos e iniciar el camino de ser madre en espacios diferentes y con una mochila de experiencia diferente. Ahora son mis dos grandes maestros y mis dos bonitos amores.»  Leidivi Valencia

 

«Gracias a tus palabras me he transportado al momento del expulsivo de mi hija hace 12 años y en ese instante que pensé: ‘¿ porqué no he pedido la epidural?’ pero a la misma vez empecé a conectarme a una fuerza animal impresionante y en un momento nació Naiara. Al tenerla en mis brazos y su mirada clavada en la mía pude sentir que esa fuerza de vida intrínseca que estaba en mí, se instalaba en todo mi cuerpo gracias al parto natural. Mi hija venía a recordarmelo.» Silvia Mota

 

«Felicidades a Marc, por llegar con toda su fuerza y su Ser despierto a un mundo que necesita personas amadas como él. Y felicidades a ti, por cada día de creación como madre, mujer, persona. Celebro y honro el mayor rito de paso de la existencia!» Anna Carlota

 

«Todas las madres sabemos a lo que te refieres… Es lo más sagrado que puedes vivir, te instalas en la frontera entre la vida y el Más Allá, y parece que participas del mismo dolor que para la Tierra fue la emergencia de las montañas, los terremotos y el nacimiento de la vida. Yo me sentía un canal a través del cual algo muy poderoso se manifestaba.» Isabel Trocoli

 

«Qué bonito, Sophia. Me he emocionado con tu relato/reflexión lleno de amor, compasión y sabiduría. Gracias.» Uylaya Artist

 

«Maestra eres, mágicamente auténtica y te siento… Gracias por honrar la maternidad de estas maneras tan puras y reales.»  Angélica

 
 
«Si cuando crees que te vas a partir en dos; descubres que terminas entera y con ese bello ser entre tus brazos y en tu pecho, si tras el dolor te nace esa sonrisa … Ya te has vuelto invencible, poderosa, madre…»  Ana Ortega
 
 
 
 
 
 
«¡Sabias palabras nacidas d la experiencia y la sabiduría! El dolor que una sufre en ese momento sólo lo sabe una misma. Yo pedí un parto sin epidural, después me explicaron que era uno de los más dolorosos pues fue inducido por problemas al final dl embarazo, a las 35 semanas, con oxitocina a chorro, rotura manual de bolsa, sin dejarme moverme de la camilla, con contracciones interminables y muchas cosas más que ahora tampoco es necesario explicar. ¡Es un dolor en el que sientes que mueres, una y otra vez! Y es así, es ¡una muerte y un renacer! Y cada una es libre de vivirlo cómo sienta y quiera, ¡o pueda! Esperando un futuro bien próximo en el que las mujeres no nos juzguemos entre nosotras y no intentemos imponer nuestras ideas ni creencias, por muy buena intención que tengamos!. ¡Muchas felicidades a ambos! Y gracias por traer este tema tan interesante.»  Isa Esencia del Alma

 

 
«Hermoso, identificada hasta las lágrimas! Feliz vida a tu bello hijo.» Lluminar Sunhelia Tarot
 
 

 

«No soy mamá, sin embargo me conmueve mucho tu historia. Qué bendición haber podido dar a luz en tu casa y transitar toda la experiencia sintiéndote luego una leona. Sin duda lo eres.
¡Feliz cumpleaños como mamá y felicidades para tu hijo!» Laura Natalia 
 
«Qué lindo relato. Me encanta como plasmas en él esa transformación personal que viviste de la flexibilización de tus creencias respecto a la medicalizacion… Muy trascendental ya que a veces las doulas podemos encerrarnos en cómo hacer las cosas. Un abrazo y ¡felicidades por el 15 aniversario!» Carla Achury
 
 
«Preciosa historia y precioso final. Yo parí en el hospital en el que trabajaba ya era matrona residente. Mi experiencia fue completamente diferente. Pero el resumen es que tengo un hijo de 11 años maravilloso que llegó a mi a través de 11 horas de parto y una cesárea, y que seguramente en un parto en casa no hubiera sobrevivido. El resultado es lo más importante. Y ese es mi hijo. ¡Un regalo precioso! Felicidades por tu experiencia.»  Maite Barroso

 

Si quieres compartir en los comentarios lo que te resuena al leer estas palabras o tu propia historia de parto, estaré encantada de leerte.  Con tu testimonio nos enriquecemos todas las mujeres que pasan por aquí.

Si te ha gustado este texto y deseas recibir novedades y recursos inspiradores directamente en tu buzón electrónico mas o menos una vez al mes, te invitamos a suscribirte a nuestra newsletter. Es un servicio gratuito que además ofrece acceso a algunas propuestas y contenidos que no publicamos en la web.

Una vez confirmada tu suscripción, como regalo de bienvenida recibirás nuestro eBook "Amo mis ciclos", que incluye un calendario lunar de 2021, una plantilla de diagrama lugar e información detallada sobre esta práctica y cuatro textos básicos de Mujer Cíclica que recogen la esencia los arquetipos de la Doncella, la Madre, la Chamana y la Anciana.

2 Comentarios

  1. Imma Sas

    Un any després del teu part i també a l’estiu vaig tenir la meva filla a casa. Va ser llarg i molt dolorosa l’expulsió. M’hi havia preparat, però no prou. Jo cridava que sobretot no volia anar a l’hospital. No em vaig deixar anar fins al final. La llevadora se’n va adonar clarament i sé que sense ella hauria acabat amb una cesària. Amb el temps el dolor s’esborra i saps que ha estat un trànsit molt important. He fet molt camí de consciència des d’aleshores. Cada any per l’aniversari recordem el part amb la meva filla i encenem les mateixes espelmes que van il·luminar la seva arribada.

    Responder
    • Equipo Mujer Cíclica

      Moltes gràcies Imma pel teu testimoni. El dolor del part és tot un camí de aprenentatge. Molt bonic aquest ritual d’espelmes recordant el part!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.