10.4 La rueda de mi vida

Aquí tienes una propuesta para hacer la rueda. Si sientes que falta alguna parte, quieres reorganizarlas o renombrarlas de otra manera, no dudes en hacerlo, y dibuja la tuya propia. Evidentmente todo está interconectado, y el amor fluye por cada una de ellas… ¡No es más que una de muchas posibles visiones de nuestra vida!

En el centro, dentro del círculo, te invito a escribir palabras claves de cómo te sientes en cada aspecto de tu vida, una reflexión de cómo es ahora, una pequeña evaluación del momento presente o etapa vital en la que estás.

En la parte exterior del círculo, te sugiero que conectes con cada parte y sientas si hay algo que te gustaría cultivar, fortalecer, transformar, cambiar… Añade palabras que transmitan estos deseos y de momento deja el ejercicio aquí.

Imagina que la rueda es un gran óvulo que se abre a atraer estas cosas a tu vida, desde el poder de la receptividad. Confía en que cuando hayas identificado y nombrado lo que quieres incorporar en cada aspecto, los movimientos necesarios, internos y externos, se empezarán a dar. ¡No hagas más listas de cosas que “tienes que” hacer!

Si quieres guardar la imagen para poderla imprimir o tomarla como referencia, haz click con el botón derecho sobre la imagen y selecciona «Guardar imagen como…».