contacto@mujerciclica.com

la Doncella

Mujer Cíclica se transforma

Aprovecha la última edición de nuestros cursos online: junio 2024
¡Con un descuento del 20%!

Poema: «Las hojas no caen, se sueltan…»

 

 

“Las hojas no caen,
se desprenden en un gesto supremo de generosidad
y profundo de sabiduría:
la hoja que no se aferra a la rama
y se lanza al vacío del aire
sabe del latido profundo de una vida
que está siempre en movimiento
y en actitud de renovación.

La hoja que se suelta comprende y acepta
que el espacio vacío dejado por ella
es la matriz generosa que albergará el brote de una nueva hoja.

(…) Cada hoja al aire
me está susurrando al oído del alma
¡suéltate!, ¡entrégate!, ¡abandónate! y ¡confía!.

(…) Reconozco y confieso públicamente,
ante este público de hojas moviéndose
al compás del aire de la mañana,
que soy un árbol al que le cuesta soltar muchas de sus hojas.
Tengo miedo ante la incertidumbre del nuevo brote.
Me siento tan cómodo y seguro con estas hojas predecibles,
con estos hábitos perennes,
con estas conductas fijadas,
con estos pensamientos arraigados,
con este entorno ya conocido…

Quiero, en este tiempo, sumarme a esa sabiduría,
generosidad y belleza de las hojas que “se dejan caer”.

Quiero lanzarme a este abismo otoñal
que me sumerge en un auténtico espacio de fe,
confianza, esplendidez y donación.

Sé que cuando soy yo quien se suelta,
desde su propia consciencia y libertad,
el desprenderse de la rama es mucho menos doloroso
y más hermoso.”
 

Texto de José María Toro, extraído del libro «La Sabiduría de Vivir»

Suscríbete a la newsletter de Mujer Cíclica

Si te ha gustado este contenido y deseas recibir directamente en tu buzón recursos y propuestas para para descubrir y conocer la mujer cíclica, sabia, enraizada y ancestral que habita en ti, te invitamos a suscribirte a nuestra newsletter, que enviamos más o menos una vez cada tres semanas.

Es un servicio gratuito, y como regalo de bienvenida, para agradecer tu confianza, te enviaremos nuestro eBook "Amo mis ciclos", que incluye una iniciación a la práctica del diagrama lunar y una introducción a los arquetipos de la Doncella, la Madre, la Chamana y la Anciana para que puedas empezar a conectar con ellos y reconocerlos en ti.

Suscríbete

Haz clic aquí para suscribirte a Mujer Cíclica y recibir novedades e inspiración.

Te enviaremos nuestro eBook «Amo mis Ciclos» con un calendario para integrar las fases de la luna en tu vida y una introducción a la práctica del diagrama lunar.

la Doncella

Mujer Cíclica se transforma

Aprovecha la última edición de nuestros cuatro cursos online: JUNIO 2024
¡Con un descuento del 20% en cada curso!

 

13 Comentarios

  1. Griselda

    Hermoso💖💖

    Responder
  2. Alejandro Pais Marin

    Excelente poema una reflexión para considerar a diario especialmente quienes buscamos respuestas en nuestro interior

    Responder
  3. juan josé

    Gracias por compartir, es un mensaje muy bello, una visión muy profunda

    Responder
  4. Elena

    Impressionant!

    Responder
  5. Manira Rodríguez Amaro

    Me encanta el poema, me siento identificada, me estoy jubilando. Gracias es hermoso.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Para seguir profundizando…

El video que grabamos con mi hijo

El video que grabamos con mi hijo

Quiero transmitirte la esencia de la transformación de Mujer Cíclica con este video que grabamos con mi hijo Marc. En junio del 2024 celebramos las últimas ediciones de nuestros cuatro cursos online. Te explico también mis nuevos proyectos y enfoques.

La Voz de la Chamana. Mujer Cíclica se transforma (III)

La Voz de la Chamana. Mujer Cíclica se transforma (III)

La claridad de nuestros «sí» y «no». Comparto en detalle los cambios dentro de Mujer Cíclica, fruto de la revolución interna que trae el fuego del climaterio. Lo que dejo atrás y lo que forma parte de lo nuevo. Mujer Cíclica no desaparece, ¡se transforma!