contacto@mujerciclica.com

la Doncella

Miradas sobre la Diosa Kali

 

Hay un fuego, es mi poder

Que me pide escuchar, sentir, oler, ver y actuar

Las sombras, iluminar

Esas que no quiero ver

Las que cuesta integrar

Con mas naturalidad

Abierta la puerta dejaré

Para ver lo esencial:

Destrucción para crear

Salvaje es mi ser,

Instintiva puedo ser

Hay dentro mío una fuerza animal

Que me guía sin parar

El tambor late en mis pies

Danzo y muevo para dejar caer

Lo viejo, el dolor y el miedo..

Esto ya no da placer

Reconocer, para transformar

Y así mis alas desplieguen ya.

 

Autora: Natalia Issa

 

La imagen y los versos de este post son regalos inspirados por  el arquetipo de la Chamana y la diosa Kali que hemos recibido de alumnas de nuestros cursos online. La ilustración es obra de Lisy Bustingorry, alumna del curso online «Las Cuatro Lunas en Mí»,  y el poema ha sido escrito por Natalia Issa, alumna de “Emprender con el Corazón.” Agradecemos el permiso de sus autoras para compartirlos. 

Suscríbete

Haz clic aquí para suscribirte a Mujer Cíclica y recibir novedades e inspiración.

Te enviaremos nuestro eBook «Amo mis Ciclos» con un calendario para integrar las fases de la luna en tu vida y una introducción a la práctica del diagrama lunar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Para seguir profundizando…

A los cincuenta me nacieron alas. Mujer Cíclica se transforma (V)

A los cincuenta me nacieron alas. Mujer Cíclica se transforma (V)

Comparto algunas sensaciones y fotos del ritual que celebramos en mi fiesta de 50 años con amigos y amigas íntimas, porque tienen muchísimo que ver con el proceso de transformación de Mujer Cíclica durante estos meses. Y con el poder transformador de los rituales.

La Voz de la Chamana. Mujer Cíclica se transforma (III)

La Voz de la Chamana. Mujer Cíclica se transforma (III)

La claridad de nuestros «sí» y «no». Comparto en detalle los cambios dentro de Mujer Cíclica, fruto de la revolución interna que trae el fuego del climaterio. Lo que dejo atrás y lo que forma parte de lo nuevo. Mujer Cíclica no desaparece, ¡se transforma!