contacto@mujerciclica.com

la Doncella

Madre en climaterio, hijo en adolescencia: ambos en plena metamorfosis

Raíces, nidos y alas para volar

Por Sophia Style

Esta fue mi barriga, ¡hace 16 años exactamente!

Y estos días tengo una sensación curiosa y nueva, como madre, que quiero intentar expresar con palabras, y compartir.

Mi hijo Marc hará 16 años en 3 semanas. Yo acabo de hacer 48. Me fascina como se junta su rito de paso de la adolescencia con mi entrada al climaterio… ¡nos veo a los dos en plena transformación!

Por un lado, nuestros cuerpos en metamorfosis – aún me sorprende cuando oigo su voz de hombre, cuando lo veo entrar por la puerta y ha hecho otra estirada, cada vez más alto que yo… mientras yo me hago más redonda, mi pelo más plateado, mi piel ya cuenta muchas historias…

Por otro, percibo que ambos estamos cerrando una etapa vital, y aunque son momentos y edades completamente distintos, intuyo una maduración interna que nos está llevando a un nuevo capítulo.

Ha sido increíble para mi ver el cambio que ha hecho Marc este año. Que de alguna manera se ha culminado con el viaje que ha hecho solo a Inglaterra a finales de junio (¡insistió que yo no fuera con el!) – 2 semanas muy especiales reconectando con mi familia (tías, tíos, primas y primos) y con sus raíces inglesas.

Cuando lo vi a la vuelta, sentí que habían crecido sus raíces y su conexión con lo que le sostiene por dentro. Y vi sus alas ya formadas y listas para volar. Y sentí que hemos traspasado y superado unos años muy difíciles de la adolescencia, que nos sitúa ahora en otro lugar, de más calma.

Con todo esto, estoy sintiendo a un nivel profundo que ya se ha cumplido algo en mi propio viaje como madre. Es difícil de explicar, porque obviamente seguiré estando presente, sigue el amor profundo que nos une, y tampoco sabemos lo que la vida traerá… Y a la vez, siento que empieza una relación diferente a lo que hemos conocido.

Sobre todo, me asombra la experiencia como madre, – la de gestar, parir y acompañar el despliegue de nuestros hijos e hijas durante tantos años, y de ver que sus vuelos fuera del nido son cada vez más largos y altos.

Benditos nidos, benditos vuelos… ¡Cambia, todo cambia!

Gracias por leer hasta aquí. Siempre me ayuda escribir.

 

Sophia. Camallera, 30 de julio 2022

 

 

Si te ha gustado este texto y deseas recibir directamente en tu buzón recursos y propuestas para para descubrir y conocer la mujer cíclica, sabia, enraizada y ancestral que habita en ti, te invitamos a suscribirte a nuestra newsletter, que enviamos más o menos una vez cada tres semanas.

Es un servicio gratuito, y como regalo de bienvenida, para agradecer tu confianza, te enviaremos nuestro eBook "Amo mis ciclos", que incluye un calendario lunar, una iniciación a la práctica del diagrama lunar y una introducción a los arquetipos de la Doncella, la Madre, la Chamana y la Anciana para que puedas empezar a conectar con ellos y reconocerlos en ti.

Suscríbete

Haz clic aquí para suscribirte a Mujer Cíclica y recibir novedades e inspiración.

Te enviaremos nuestro eBook «Amo mis Ciclos» con un calendario para integrar las fases de la luna en tu vida y una introducción a la práctica del diagrama lunar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Para seguir profundizando…

Soy una Mujer Medicina

Soy una Mujer Medicina

Soy una Mujer Medicina. / Soy la que respeta la naturaleza. / Soy la que baila con fuego. / Soy la que nació del trueno. / Soy la que entiende los seres vivos. / Soy la que habla de dignidad. / Soy la que vive con los elementos. / Soy una con la tierra. / Soy la que llora. / Soy la que guarda mi pueblo. / Soy la que camina con el Gran Espíritu. / Soy la que llaman Mujer Medicina. / Soy mujer de muchas naciones. 

Una muerte rodeada de amor

Una muerte rodeada de amor

Un texto íntimo escrito por Sophia Style sobre la muerte de su madre. Una manera de honrar lo que hizo su padre justo antes de su transito. Que todas nuestras muertes sean rodeadas de amor.