contacto@mujerciclica.com

la Doncella

Mujer Cíclica se transforma

Aprovecha la última edición de nuestros cuatro cursos online: junio 2024
¡Con un descuento del 20%!

La Sombra de la Madre. Mujer Cíclica se transforma (Parte II)

Por Sophia Style. 7 mayo 2024.

 

En mi última newsletter titulada Mujer Cíclica se transforma, hablaba del momento vital en el que me encuentro: dejando atrás una etapa de más de 20 años en la que el Arquetipo de la Madre ha estado presente con mucha fuerza, para crear espacio y dar paso al Arquetipo de la Chamana en mí. 

 

Arte: Valentina Campos

 

Hoy quiero nombrar algunos aspectos más invisibles de lo que está significando esta transmutación, sabiendo que la práctica de escribir siempre me trae luz y claridad, y que ojalá esto que estoy experimentando al ser contado pueda resonar con otras mujeres, contigo, en alguna parte…

Nunca me olvidaré del momento hace más de 2 años en el que percibí la bajada prolongada de estrógenos en mi cuerpo, señalando para mí la entrada definitiva al climaterio.

Justo coincidió con la decisión de mi hijo de ir a vivir la mayor parte del tiempo con su padre. Un paso que me trajo una mezcla muy curiosa de alivio y liberación, de apertura a un espacio nuevo en mi vida, junto con enormes olas de tristeza y una comprensión íntima del famoso ‘síndrome del nido vacío’.

Por otro lado, era una época en la que los hijos de Gemma vivían más tiempo con nosotras, y recuerdo perfectamente un día en que colgaba docenas de sus calcetines en el tendedero, mientras en mi mente cargaba una lista inacabable de tareas para sostener el proyecto de Mujer Cíclica.

 

Arte: Flo Meylan

 

De repente me salió un rugido de leona por dentro, era una parte de mí que estaba totalmente harta de los cuidados innumerables de la Madre que mi biología ya no podía ni quería sostener. 

Me vino una imagen intensa y vívida, que luego descubrí que muchas mujeres en etapa de perimenopausia transitan: me vi saliendo de la puerta principal de casa lanzando una cerilla detrás de mí que quemaba simbólicamente la casa entera, y con ella, todas mis responsabilidades. ¡Y yo caminaba libre hacia el atardecer…!

Ahora siento que puedo reírme con ternura e inclinarme ante esa madre agotada… Pero en aquel momento, y durante los siguientes dos años, hasta hace muy poco, me ha acompañado un cansancio del que parecía que nunca saldría…

La energía de la Chamana me está trayendo un movimiento poderoso y precioso que con su mirada honesta y profunda hacia atrás, me está ayudando a hacer revisión de lo vivido, a apreciar los frutos y a tomar decisiones, justo este año en el que mi hijo hará 18 años, y yo 50.

En lo visible, me anima a poner en valor toda la entrega de la Madre con relación a Mujer Cíclica: la creatividad rebosante, las cocreaciones fértiles, los trabajos en equipo, los malabarismos de la emprendedora, el deseo de compartir, de expandir, de ser generosa, solidaria, formar parte de una transformación social, el tejido de una gran red en muchos países…

A ratos me he olvidado de todo esto, como cuando estás en fase premenstrual y solo ves todo ‘lo que no funciona’. (Y cuando me doy cuenta de la cantidad de frutos, ¡tampoco me extraña el cansancio que he sentido!)

 

Arte: Leith Huber

 

Y en lo invisible, la sombra de la Madre.  Debajo de las capas de ese cansancio, están los duelos, las amistades que se perdieron por el camino, la competitividad y la envidia entre mujeres, el dolor de la sensación que “he dado más de lo que he recibido”, de sentirme copiada, utilizada, de conectar con la escasez, del patrón de sobreesfuerzo y del perfeccionismo, de no poner límites, la necesidad de complacer, de las lumbalgias de pasar tantas horas delante del ordenador, de no escuchar mi cuerpo…

Capas muy profundas del patriarcado instaladas en nuestro ser, en mi ser, y de heridas antiguas, que el climaterio nos ayuda a mirar, a nombrar y desvelar. 

Vengo ahora de un retiro de una semana en isla de La Gomera, en la que he bailado más de cinco horas al día (¡no sabía que podía!). La danza sin duda es la medicina que la Chamana en mí anhela profundamente y por donde se van dibujando nuevos caminos… He llorado cada día, lágrimas cálidas y dulces, que me han permitido disolver amorosamente muchos dolores y nudos, en un espacio maravillosamente sostenido.

Durante todo el retiro he conectado mucho a través de la danza con este cierre de etapa, y con lo que significa la decisión de celebrar la última edición de nuestros cuatro cursos online. 

Mientras bailaba, surgió un rezo desde un lugar profundo, en el portal entre la Madre y la Chamana: sería maravilloso que los ingresos de estas últimas ediciones puedan apoyarme para hacer una transición tranquila hacia esta nueva etapa, para crear una forma de vivir con la que ya sueño. Y recuperar una parte de las perdidas económicas de los últimos dos años.

Confío que muchas cosas se están sanando y reequilibrando por dentro, más allá de lo que puedo controlar ni imaginar.

Gracias de nuevo por acompañarme en esta transformación. 

Suscríbete

Haz clic aquí para suscribirte a Mujer Cíclica y recibir novedades e inspiración.

Te enviaremos nuestro eBook «Amo mis Ciclos» con un calendario para integrar las fases de la luna en tu vida y una introducción a la práctica del diagrama lunar.

la Doncella

Mujer Cíclica se transforma

Aprovecha la última edición de nuestros cuatro cursos online: JUNIO 2024
¡Con un descuento del 20% en cada curso!

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Para seguir profundizando…

Mujer Cíclica se transforma (Parte I)

Mujer Cíclica se transforma (Parte I)

Te cuento aquí dos decisiones importantes que he tomado para honrar la gran transformación interna que está suponiendo para mí el climaterio, que tienen que ver con decrecer y simplificar el proyecto de Mujer Cíclica. El paso de la Madre a la Chamana.

La menopausia: una iniciación espiritual. Sophia Style

La menopausia: una iniciación espiritual. Sophia Style

¿Que significa entender la menopausia como una iniciación espiritual? Desde mi pasión por los ritos de paso, la antropología, acompañar los momentos de cambio, te explico desde mi propia vivencia el carácter iniciatico de la menopausia.