contacto@mujerciclica.com

la Doncella

«La Primera Luna de Raquel». Extracto del libro La Tienda Roja

Tienda Roja, de C Valoru

«….Así fue como Raquel trató de apresurar su madurez. Antes de la luna nueva preparó pasteles para ofrecerlos a la Reina del Cielo, algo que jamás había hecho, y durmió toda una noche con el vientre pegado a la base del pilar. Pero la luna cambió y volvió a ponerse redonda otra vez, mientras que los muslos de Raquel seguían secos. Se fue caminando hasta el pueblo sola para pedirle ayuda a Inna, la partera más sabia, y ella le dio una infusión de horribles hierbas que crecían en una vaguada cercana. Pero nuevamente volvió la luna nueva y Raquel seguía siendo una niña.

Cuando cambió la luna siguiente, Raquel aplastó moras agrias y llamó a sus hermanas mayores para que vieran la mancha en su manta. Pero el zumo era púrpura, y Lía y Zilpá se rieron al ver las semillas en sus muslos.

Al mes siguiente, Raquel se escondió en su tienda y no salió ni una vez para encontrar a Jacob.

Finalmente, en el noveno mes después de la llegada de Jacob, Raquel tuvo su primera sangre y gritó con alivio. Adá, Lía y Zilpá cantaron una canción excitante, poderosa, que anuncia los nacimientos, las muertes y la maduración de las mujeres. Cuando el sol se ponía sobre el nuevo mes en que todas las mujeres comienzan a sangrar, frotaron henna en las uñas de los dedos de Raquel y en las plantas de sus pies. Le pintaron los párpados de amarillo, y le pusieron todas las pulseras, gemas y joyas que pudieron encontrar, en los dedos de las manos y los pies, en los tobillos y en las muñecas. Le cubrieron la cabeza con el mejor pañuelo bordado y la condujeron a la tienda roja. Cantaron canciones para las diosas, para Innana y Aserá Señora del Mar. Mencionaron a Elath, la madre de setenta dioses, incluyendo a Anath en ese número. Anath defensora de las madres.

Cantaron:

¿Qué hermosura iguala la de Anath?
¿Qué belleza iguala la de Astarté?
Astarté está en tu vientre ahora,
tienes el poder de Elath.

Las mujeres cantaron todas las canciones de bienvenida mientras Raquel comía miel de dátiles y pastel de trigo hecho en forma triangular representando la vulva. Bebió todo el vino dulce que pudo. Adá le frotó los brazos, las piernas, la espalda y el vientre con aceites aromáticos, hasta que Raquel se quedó casi dormida. Entonces la sacaron al campo, donde se unió a la tierra. Raquel estaba aturdida por los placeres y el vino. No recordaba cómo sus piernas quedaron cubiertas con tierra y pegotes de sangre, y sonreía mientras dormía.

Estaba llena de alegría y expectación, y permaneció en la tienda durante tres días, guardando el precioso fluido en un recipiente de bronce, porque la sangre de la primera luna de una virgen era una poderosa libación para el campo. Durante aquellas horas estuvo más relajada y generosa de lo que nadie recordaba.»

 

Gracias a Maria Sacramento Buesa Ascaso por transcribir este texto.

Suscríbete

Haz clic aquí para suscribirte a Mujer Cíclica y recibir novedades e inspiración.

Te enviaremos nuestro eBook «Amo mis Ciclos» con un calendario para integrar las fases de la luna en tu vida y una introducción a la práctica del diagrama lunar.

2 Comentarios

  1. Dayana Ocampo

    Hola,
    Gracias por el texto,
    puedo encontrar el libro en internet?

    Responder
    • Equipo Mujer Cíclica

      Hola! El libro de «La Tienda Roja» de Anita Diamant se puede adquirir tanto impreso como en formato ebook a través de muchas librerías online. Basta con que hagas una búsqueda para encontrarlo. Un abrazo.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Para seguir profundizando…

Mi bebé que no llegó: transitar un aborto espontáneo

Mi bebé que no llegó: transitar un aborto espontáneo

Un cuaderno precioso para recorrer las fases del duelo de un aborto espontáneo desde la creatividad y el autoconocimiento. Cuando pasamos por un duelo profundo es tan importante tener un espacio seguro en donde expresar todas nuestras emociones.

El Duelo como Portal a lo Nuevo

El Duelo como Portal a lo Nuevo

Uno de mis anhelos para 2024, y más allá, es que podamos darle un nuevo lugar al duelo, como portal a lo que quiere renacer en nosotras. Texto de Sophia Style, para la newsletter de Mujer Cíclica.

Símbolos, rituales y mitos para dejar ir en la menopausia

Símbolos, rituales y mitos para dejar ir en la menopausia

Los rituales y lo simbólico ofrece a nuestra psique la posibilidad de entender nuestros movimientos internos y cambios de etapa mucho más allá de las palabras. Sophia Style comparte algunas reflexiones íntimas sobre un ritual que forma parte de su conexión profunda con el mito de Inanna y como le está acompañando durante su rito de paso de la menopausia.