contacto@mujerciclica.com

la Doncella

La menstruación: un momento iniciático

La menstruación: un momento iniciático

 

Imagen: Mara Friedman

Imagen: Mara Friedman

“La menstruación es un momento iniciático. Las mujeres potencialmente pueden abrirse en un estado alterado altamente cargado, dándoles acceso a un tipo singular de poder – el poder de la intuición, conocimiento, conciencia de sí misma, sentimiento profundo. Un poder que madura con el tiempo en cada ciclo.” Alexandra Pope

“En la tradición de los indios norte-americanos, la mujer, cuando está menstruando, es considerada, tanto física como espiritualmente, en su estado más poderoso. El reposo durante la menstruación tiene que ver con el hecho de que la atención de la persona está concentrada en otra parte – en los planos espirituales, adquiriendo sabiduría.” Lara Owen, Su Sangre es Oro.

 

 

Suscríbete

Haz clic aquí para suscribirte a Mujer Cíclica y recibir novedades e inspiración.

Te enviaremos nuestro eBook «Amo mis Ciclos» con un calendario para integrar las fases de la luna en tu vida y una introducción a la práctica del diagrama lunar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Para seguir profundizando…

Honrando nuestro Linaje Materno

Honrando nuestro Linaje Materno

El hilo rojo de nuestro ciclo mensual nos une a todas las mujeres de nuestro linaje materno. Un artículo revelador de DeAnna L’Am sobre como nos transforma integrar esta conexión con nuestras antepasadas. Una invitación para honrar a tu linaje materno como un hilo vivo en el tapiz de quien eres.

Cuanto desaparece la luna y llega la luna negra…

Cuanto desaparece la luna y llega la luna negra…

Cuando desaparece la luna, se abren los reinos del mundo sutil. El sol y la luna están en el mismo lado de la Tierra; la luz del sol brilla sobre el lado oscuro de la luna, que no vemos,, simbolizando la luz que brilla, sin verla, en lugares oscuros de nosotros.