contacto@mujerciclica.com

la Doncella

Homenaje a nuestra sangre lunar

sangre lunar

Julario arte: Mi sangre me inspira

«¿Por qué me enseñaron que tú eras impura?
que habría de esconderte muy bien en mis faldas,
que nadie siquiera habría de enterarse
que estaba manchando con rojo
mi cama…
Si tú eres la sangre que canta el milagro,
la misma que grita que no venimos de la dura costilla de un hombre,
sino del vientre tibio de una mujer;
contigo, en lugar del agua bendita,
convendría persignar toditas las frentes,
Tú que vienes del vientre sagrado,
tú que sales del vientre caliente,
tú que das testimonio de vida,
tú que sabes curar a la gente.
Una noche de éstas, me iré en silencio bailando a los campos,
Voy a dejar que baje mi sangre, aquí por mis piernas,
que llegue a los surcos, que entre en la tierra;
habrá más cosecha, la fruta más dulce…
Si cada mujer hiciera lo mismo,
Si fuéramos todas bailando a los campos,
Habría más amor en los pueblos del mundo,
Habría más dulzura…
Bendita sangre lunar
Que pintas de fértil mi vientre
¡Qué linda caricia le das a mi sexo!
Quisiera contigo pintarme la cara
Los labios, los senos y el alma
Pintar en las manos de aquel que me ama…»
Autora: Karluna Terso
De la bella página, Mi Sangre no Mancha

Suscríbete

Haz clic aquí para suscribirte a Mujer Cíclica y recibir novedades e inspiración.

Te enviaremos nuestro eBook «Amo mis Ciclos» con un calendario para integrar las fases de la luna en tu vida y una introducción a la práctica del diagrama lunar.

1 Comentario

  1. Mariangels

    Preciosa y sentida!!!, caricia para el alma…

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Para seguir profundizando…

Recuperar los ritos de paso femeninos

Recuperar los ritos de paso femeninos

Cuando entendemos que las transformaciones físicas de la menstruación, la maternidad y la menopausia son un viaje iniciático, se abre la puerta a una conexión íntima y verdadera con lo femenino sagrado. 

Manifiesto del Climaterio

Manifiesto del Climaterio

“Manifiesto que
Estoy aquí, soy y no tengo que darlo todo.
Soy una mujer madura. Como la fruta. A punto para la vida.
Y no tengo que darlo todo.
No tengo que dar nada que no quiera dar.» Un escrito muy potente de Ángeles Gordillo que surgió durante su residencia de investigación artística sobre el climaterio.