contacto@mujerciclica.com

la Doncella

El arte de escuchar

El Arte de Escuchar

 

woman-listening

 

En el arte de escuchar… y de saber pedirlo… de acompañar con la presencia… y recibirlo… pasan cosas mágicas:

 

«Escucha.
Cuando te pido que me escuches
y empiezas a darme consejos
no has hecho lo que te pedía.


Cuando te pido que me escuches
Y empiezas a decirme por qué no debería sentirme así
estás pisoteando mis sentimientos.


Cuando te pido que me escuches
y sientes que tienes que hacer algo para resolver mi problema,
me has fallado, por extraño que parezca.


Escucha, todo lo que te pido es que me escuches;
No que hagas o digas, sólo que escuches.


Cuando haces algo por mí que puedo y debe hacer por mí mismo,
contribuyes a mi miedo y a mi debilidad.


Pero cuando aceptas, el simple hecho de
que siento lo que siento, por irracional que sea,
entonces puedo dejar de intentar convencerte
y dedicarme a entender
qué está detrás de ese sentimiento irracional;
Y cuando eso está claro, las respuestas son evidentes y no
necesito consejo.
Los sentimientos irracionales tienen sentido
cuando entendemos lo que está detrás de ellos.


Así que por favor escucha y sólo óyeme,

y si quieres hablar,

espero un minuto que te llegue el turno

¡Y te escucharé!

Autor/a desconocido

Imagen: de la pagina Essential Speaking

Si quieres cultivar el papel de la facilitadora y su capacidad de escuchar profundamente, por favor consulta nuestras formaciones presenciales y online.

Suscríbete

Haz clic aquí para suscribirte a Mujer Cíclica y recibir novedades e inspiración.

Te enviaremos nuestro eBook «Amo mis Ciclos» con un calendario para integrar las fases de la luna en tu vida a lo largo de 2022 y una introducción a la práctica del diagrama lunar.

Instagram

1 Comentario

  1. Andrea Stickel

    Hola Sophia,
    aqui te dejo el original del escrito de LA ESCUCHA – ja hace tiempo me acompaña para aprender y recordar.
    Es de R. O’Donnnell de su libro: El mosaico de la misericordia

    (O’Donnell, R., La escucha, en Pangrazzi, A [ed], El mosaico de la misericordia, Sal Terrae, Santander, 1989, p. 43)

    Un abrazo
    Andrea

    LA ESCUCHA

    Cuando te pido que me escuches y tú empiezas a aconsejarme,
    no estás haciendo lo que te pido.
    Cuando te pido que me escuches y tú empiezas a decirme que yo no debería
    sentirme así, no estás respetando mis sentimientos.
    Cuando te pido que me escuches y tú piensas que debes hacer algo para
    resolver mi problema, estás decepcionando mis esperanzas:
    ¡Escúchame!
    Todo lo que pido es que me escuches,
    no que me hables ni que te tomes molestias por mí.
    Escúchame, sólo eso.
    Es fácil aconsejar, pero yo soy capaz;
    tal vez me encuentre desanimado y con problemas, pero no soy incapaz.
    Cuando haces por mí lo que yo mismo puedo y tengo necesidad de hacer,
    no estás haciendo otra cosa que atizar mis miedos y mi inseguridad.
    Pero cuando aceptas simplemente que lo que siento me pertenece a mí,
    por muy irracional que sea, entonces no tengo por qué tratar de hacerte
    comprender más, y tengo que empezar a descubrir lo que hay dentro de mí.
    R. O`Donnell
    El mosaico de la misericordia

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Para seguir profundizando…

Honrando nuestro Linaje Materno

Honrando nuestro Linaje Materno

El hilo rojo de nuestro ciclo mensual nos une a todas las mujeres de nuestro linaje materno. Un artículo revelador de DeAnna L’Am sobre como nos transforma integrar esta conexión con nuestras antepasadas. Una invitación para honrar a tu linaje materno como un hilo vivo en el tapiz de quien eres.

Visualización guiada: Me lleno de las cualidades del Elemento Tierra

Visualización guiada: Me lleno de las cualidades del Elemento Tierra

Te invitamos a escuchar esta visualización guiada sobre el Elemento Tierra que nos puede ayudar a 𝐯𝐨𝐥𝐯𝐞𝐫 𝐚 𝐧𝐮𝐞𝐬𝐭𝐫𝐨 𝐜𝐞𝐧𝐭𝐫𝐨, 𝐞𝐧𝐫𝐚𝐢𝐳𝐚𝐫𝐧𝐨𝐬 y 𝐞𝐧𝐭𝐫𝐚𝐫 𝐞𝐧 𝐮𝐧 𝐥𝐮𝐠𝐚𝐫 𝐝𝐞 𝐩𝐚𝐳 𝐩𝐨𝐫 𝐝𝐞𝐧𝐭𝐫𝐨.