Despedida a mi útero

Compartimos unas palabras que nacen de la experiencia profunda e íntima de Inés de la Calle, que transmiten cómo transformó su vivencia de una histerectomía en 2017, cuando tenía 50 años.

Inés convivía con un mioma de 10 cm, que provocaba hemorragias muy peligrosas, y cuando finalmente aceptó entrar en el quirófano (le costó mucho), se preparó con un ritual de despedida y con un círculo de apoyo de sus amigas y familia más cercana.

En el momento de la operación, tuvo la sensación de recibir ‘un tsunami de amor’ y todo su ser entendió que ella era merecedora de ese gran amor.  Decidió, entonces, aceptar su histerectomía como parte de su camino y se abrió plenamente a ayudar a otras mujeres en su camino. 

Imagen: Helen Claira Burt, @hellies.goddesses,

Imagen: Helen Claira Burt, @hellies.goddesses,

Aquí tienes el mensaje de Inés, profundo, auténtico. sanador, de despedida de su útero. Puedes cerrar los ojos y escucharlo en su propia voz (es parte de su regalo), o buscar un espacio, un momento de intimidad, para leer sus palabras llenas de sabiduría, conciencia y amor.

 

 

Útero, matriz, 

cuna de mis tres hijos,

cofre de mi sangre menstrual,

caja de resonancia de placeres compartidos y también escondite de mis miedos, mis frustraciones y mis lágrimas.

Mañana te entregas para que pueda recuperar las fuerzas y la alegría de vivir, para que pueda seguir viviendo y hacer lo que he venido a hacer, caminando ligera en el amor y en la confianza, pasito a paso, respirando.

Te entregas como una madre y con este acto de amor incondicional me impregno del profundo sentido que tienen las palabras: contener, maternar y custodiar.

Gracias por haber sido parte de mi, por haberme reconciliado con mi feminidad y haberme mostrado el camino a seguir.

Te pido perdón por haber tardado tanto en escuchar tu llanto, tu grito, que son los míos. Por mi miedo a no atreverme a soltar. Siento haber tardado en aprender a cuidarte y cuidarme. Te pido perdón y a la vez te agradezco profundamente estas enseñanzas y amo cada paso dado hasta ahora.

Ya no estarás físicamente, pero tu energía, tu poder y sabiduría ancestral están grabadas en cada una de mis células. Llevaré siempre conmigo tu entrega y tu  energía amorosa.

Me comprometo a respetar y honrar ese espacio que dejas, que seguirá siendo mi templo. Lo llenaré de vida, de emociones verdaderas y sobre todo de LIBERTAD.

Gracias,

Que la Tierra te acoja en su seno y que esta Purificación contribuya a sanar los úteros de otras mujeres y de la propia madre Tierra.

La operación de Inés fue bien, no hubo ninguna complicación. Cuidó mucho su cicatriz. Y de la mano de Albert Ferrer, se hizo unas fotos muy bellas, como esta, que nos describe así: 

Modelo: yo misma, 50 años cumplidos y tres lactancias. La joya es de Eva, de Hilando Lunas 

Contacto: Inesdelacalle@gmail.com

Si conoces alguna mujer que  vaya a vivir o haya vivido una histerectomía y crees que estas palabras pueden resonarle y ayudarle en su proceso de despedida,  te invitamos a compartirlo.

Artículos relacionados: El mioma de mi vida: un viaje hacia la vulnerabilidad y la humanidad. De Gemma Polo Pujol

 

 

 

Si te ha gustado este texto y deseas recibir novedades y recursos inspiradores directamente en tu buzón electrónico mas o menos una vez al mes, te invitamos a suscribirte a nuestra newsletter. Es un servicio gratuito que además ofrece acceso a algunas propuestas y contenidos que no publicamos en la web.

Una vez confirmada tu suscripción, como regalo de bienvenida recibirás nuestro eBook "Amo mis ciclos", que incluye un calendario lunar de 2021, una plantilla de diagrama lugar e información detallada sobre esta práctica y cuatro textos básicos de Mujer Cíclica que recogen la esencia los arquetipos de la Doncella, la Madre, la Chamana y la Anciana.

7 Comentarios

  1. Mariana

    Gracias por tu iluminación el 18 me despido de mi utero y toda tu palabra es una luz para mi.

    Responder
  2. Graciela Echevarría Pérez

    Estoy a 2 dias y unas horas de mi intervención quirúrgica de histerectomía, tuve 1 aborto y 2 hijos sanos. Con estas palabras me doy la idea de agradecer y despedirme mucho de mi útero.

    Responder
    • Mónica Manso

      Querida Graciela, Nos honra que hayas expresado tu despedida en este blog, que con tanto amor nutrimos. Mucha luz y bendiciones para tu postoperatorio. Su espacio energético siempre estará contigo.

      Responder
  3. Johanny

    Hola que hermoso mensaje, gracias, gracias, gracias. Yo también me acabo de hacer una histerectomía por un tema de salud. Con amor me perdone, agradecí y despedí mi útero.

    Que lindo es ver como las experiencias van uniendo a las mujeres. Un abrazo

    Responder
  4. Cris

    Qué bonito mensaje y despedida. Me da la idea de pedir perdón a mi cuerpo por todo lo que le exijo para que sea diferente. Reconocerlo y agradecerlo.
    Muchas gracias por compartir.

    Responder
    • Diana

      Hola yo estoy por entrar a quirófano en las próximas semanas para una histerectomia. No tuve hijos y ahora tengo 41 años. Esta reflexión me ayudará a despedirme y a dar gracias.

      Responder
  5. LAURA

    También consideró que sus palabras son importantes para todas y cada una de nosotras, para cuidarnos,valorarnos, amarnos… en cualquier estapa del camino o transformación.

    Gracias gracias gracias!!!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.