contacto@mujerciclica.com

la Doncella

¿Dar sin agotarnos?

«A veces la entrega acaba en agotamiento personal y físico,
en olvidarnos de lo que realmente necesitamos»

 

 

Cuando vivimos plenamente desde el arquetipo de la Madre (seamos madres o no), tenemos la capacidad de darnos sin fin y vivir nuestras vidas como una danza de entrega hacia los demás. 

Una entrega que la mayoría de las veces acaba en agotamiento personal y físico, en olvidarnos de lo que realmente necesitamos, al servicio de los demás.

Pero, sin duda,  podemos crear un espacio de autocuidado, para abrirnos a la receptividad y nutrir el lugar interno desde donde fluye nuestra capacidad de dar y de cuidar, de manera sana y sostenible. Se trata de volver a la Madre renovada, la Madre que sabe cómo dar y recibir, que sabe pedir ayuda y sabe ayudar a los demás, que sabe nutrir y nutrirse.

Para conectar con esta energía abundante, nos puede ayudar la imagen de un árbol frutal, repleto de fruta madura que se ofrece generosamente a su entorno. Y es abundante precisamente porque está conectado a su centro y a sus grandes raíces, que beben de una fuente inagotable. Podemos dar sin agotarnos porque nuestro centro está conectado a una fuente más allá de nosotras mismas desde donde podemos fluir sin forzar. 

Desde este lugar de conexión, los frutos del árbol son producidos en abundancia de forma natural, fluida, como naciendo directamente de la Madre Tierra, llenos de energía y luz.

Éste es el mensaje de la Naturaleza: 

No hay que forzar, todo se produce a su debido tiempo

Desde la conexión la flor se abre a su debido tiempo

El fruto está maduro a su debido tiempo…  

Observa lo que estas palabras e ideas mueven o generan en ti…

 

Pregúntate y reflexiona honestamente:

 ¿Me apetece lo que estoy haciendo, me siento motivada o es algo que hago para complacer a los demás o para recibir amor a cambio? 

¿Percibo la energía de la fuente inagotable de la vida fluyendo a través mío? 

¿A la vez que voy dando también voy recibiendo? ¿O más bien siento que cuando doy me desgasto y me quedo vacía? 

Te invitamos a conectar con diferentes formas de darte y percibir si este “darte” nace de tu esfuerzo o de la fluidez y la abundancia.

Texto: Gemma Polo, cocreadora con Sophia Style del curso online Mujer Medicina

Visualizaciones guiadas de Mujer Cíclica

Serie completa «Los cuatro arquetipos»

 

Escucha tu sabiduría interior

 

Si deseas experimentar el poder de las visualizaciones guiadas para conectar con tu sabiduría interior, te proponemos una serie relacionada con algunas las cualidades de los cuatro arquetipos. La de la Chamana, para soltar y transformar; la de la Anciana, para escuchar y decidir, la de la Doncella, para confiar y lanzarte, y la de la Madre, para sostener y dejarte sostener… Con cada una tendrás una herramienta para explorar, recibir inspiración, guía y ayuda sobre cualquier tema que tú escojas: Te invitamos a descubrirlas.

Suscríbete

Haz clic aquí para suscribirte a Mujer Cíclica y recibir novedades e inspiración.

Te enviaremos nuestro eBook «Amo mis Ciclos» con un calendario para integrar las fases de la luna en tu vida y una introducción a la práctica del diagrama lunar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Para seguir profundizando…

A los cincuenta me nacieron alas. Mujer Cíclica se transforma (V)

A los cincuenta me nacieron alas. Mujer Cíclica se transforma (V)

Comparto algunas sensaciones y fotos del ritual que celebramos en mi fiesta de 50 años con amigos y amigas íntimas, porque tienen muchísimo que ver con el proceso de transformación de Mujer Cíclica durante estos meses. Y con el poder transformador de los rituales.

La Voz de la Chamana. Mujer Cíclica se transforma (III)

La Voz de la Chamana. Mujer Cíclica se transforma (III)

La claridad de nuestros «sí» y «no». Comparto en detalle los cambios dentro de Mujer Cíclica, fruto de la revolución interna que trae el fuego del climaterio. Lo que dejo atrás y lo que forma parte de lo nuevo. Mujer Cíclica no desaparece, ¡se transforma!