contacto@mujerciclica.com

la Doncella

Cuatro hermanas que me abrazan

Recursos para emprendedoras cíclicas en tiempos de cuarentena

 

Nuestro mundo conocido se detiene. 

Nosotras, las emprendedoras cíclicas, llevamos ventaja. Sabemos qué es cambiar a cada rato, conocernos vulnerables y diferentes según la fase de nuestro cuerpo. Sabemos qué es adaptarnos a un contexto que nos regala la incertidumbre permanente.

Aunque en esta circunstancia tan excepcional toda herramienta se nos convierta en un vestido apretado, los arquetipos femeninos nos pueden dar claves muy pertinentes.

 

La primera tentación es dejarnos aconsejar por la eficiente Doncella. “Vamos a hacer”. Aprender, producir, aprovechar. 

Tantas propuestas, tantos recursos en internet. Yo he acabado un curso online que tenía pendiente, he pintado acuarelas con mi hija, me he acostumbrado a seguir unas sesiones de yoga a través de la pantalla.

 

La Madre nos guía con su generosidad. Compartir, ayudar, expresar, tejer redes. 

He escrito mi newsletter más veces de la habitual. He reenviado un sinfín de recursos que creía útiles. Llamadas con mi familia, emails, reuniones virtuales con grupos de trabajo. Di y recibí apoyo emocional en todos los formatos que no implican contacto físico. 

 

Y llega la sabiduría de la Anciana que nos invita a parar.

Tras tanto hacer, tanto compartir, tanto exigirme, la Anciana me ayuda a cuestionar este mandato de productividad, esta carrera que corro sola y me agobia. 

 

Finalmente, en medio del exceso de información, con tantos caminos posibles, la que puede ayudarnos a poner orden es la Chamana. Priorizar. Soltar. Elegir. Cortar.

Conecto con ella y me pongo a dibujar un mapa mental de todos mis proyectos. ¿Es mi momento de crear ese producto digital que vengo postergando? ¿Cuando salgamos de esta pausa qué talleres querré continuar? ¿Seguirá teniendo sentido mantener un espacio físico de trabajo? 

La Chamana tampoco tiene las respuestas. Aunque siento que es ella quien me ayuda a hacer las mejores preguntas.

 

Y a ti, ¿qué te dicen tus hermanas?

Texto: Andrea Secchi

Andrea Secchi forma parte del equipo de Mujer Cíclica desde hace 7 años, cuidando la web y el diseño de todos nuestros cursos online. Acompaña a mujeres emprendedoras a traves de su proyecto “Acompañadas”.

 

 

DESARROLLARTE Y CRECER COMO EMPRENDEDORA

Si eres una mujer emprendedora o deseas desarrollar tu propio proyecto, aportando con este una transformación positiva a tu entorno, y quieres hacerlo desde un lugar auténtico y personal, que integre lo femenino y lo cíclico en cada paso, te invitamos a conocer nuestra formación online “Emprender con el corazón, de la semilla al fruto”. Durante este viaje de catorce semanas recibirás, metafóricamente hablando, mucho abono y nutrientes para tu proyecto y para hacer posible que materialices con más fluidez los frutos de tus ideas y sueños.

Suscríbete

Haz clic aquí para suscribirte a Mujer Cíclica y recibir novedades e inspiración.

Te enviaremos nuestro eBook «Amo mis Ciclos» con un calendario para integrar las fases de la luna en tu vida y una introducción a la práctica del diagrama lunar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Para seguir profundizando…

El Duelo como Portal a lo Nuevo

El Duelo como Portal a lo Nuevo

Uno de mis anhelos para 2024, y más allá, es que podamos darle un nuevo lugar al duelo, como portal a lo que quiere renacer en nosotras. Texto de Sophia Style, para la newsletter de Mujer Cíclica.

Colgante Diosa Mujer Cíclica

Colgante Diosa Mujer Cíclica

Hace justo dos años que “nació” esta pieza: un colgante o amuleto inspirado en la Diosa de Mujer Cíclica que usamos como nuestro logo, creado por mi amiga ceramista Montserrat Graupera.

El Duelo es la Curación en Movimiento

El Duelo es la Curación en Movimiento

Si bien el duelo puede parecer una expresión de dolor que no sirve para nada, en realidad es el reconocimiento del alma de lo que valoramos. Cuando algo estancado puede liberarse a través del duelo, estamos liberando una mayor capacidad de amar. Un texto profundo y bello de Toko-pa Turner.