contacto@mujerciclica.com

la Doncella

Ceremonia de Bienvenida al Mundo

Celebrar la llegada de un bebé

 

Por Sophia Style

Ceremonia de bienvenida de mi hijo Marc. Foto: Anna Bayó

Coger en nuestros brazos un bebé recién nacido, es una experiencia que de por sí nos conecta con algo milagroso, con la alegría de los inicios y todo el potencial y la inocencia que transmite una criatura que acaba de llegar. En estos momentos de asombro, se abre fácilmente nuestra conexión con lo sagrado, con algo más grande que nosotros.

Dentro de esta apertura, en muchas familias se despierta el deseo de celebrar la llegada de ese nuevo ser con algún tipo de ritual de bienvenida. Sin embargo, en un contexto en el que cada vez menos personas resuenan con los ritos tradicionales ofrecidos por la iglesia, como los bautizos religiosos, se crea un vacío importante que nos conecta con el anhelo de reunirnos con las personas que amamos en los momentos significativos en la vida.

Aún recuerdo la primera ceremonia de bienvenida en la que participé, al lado del mar, fruto del deseo de unos amigos íntimos de celebrar el nacimiento de su hija con su familia y amistades cercanas. Decidieron crear un ritual con la ayuda de una mujer que se dedica a guiar rituales de paso. Ella nos invitó a todos a traer conchas y piedras a la ceremonia, con las que escribimos en grande el nombre de esta niña en la arena. También nos pidió que escribiésemos en un papel un deseo o una bendición para su vida, que leímos en voz alta y los padres guardaron en una cesta especial.

Ceremonia de bienvenida de mi hijo Marc (2)

Foto: Anna Bayó

Cuando nació mi hijo Marc, con su padre Jordi sentimos esta misma necesidad de celebrar su llegada con un ritual que creamos juntos, ¡en medio de la intensidad de noches sin dormir y adaptándonos al gran cambio de ser padres por primera vez! De hecho, estos rituales de bienvenida al mundo también son una manera de acoger e integrar nuestro nuevo papel, sea como madre, padre, o abuela, abuelo, tío, madrina…

Decidimos pedir a dos amigas, a mi hermano y a la hermana de Jordi ser madrinos de Marc. En el ritual, cada uno de ellos representó a uno de los cuatro elementos, y nuestro hijo recibió las bendiciones del agua, del fuego, del aire y de la tierra a través de ellos. Uno de los momentos más bellos fue cuando pasamos a Marc, tan pequeñito, por los brazos de cada persona en el círculo, con esta intención de darle una bienvenida amorosa al mundo, rodeado de montañas.

Estas experiencias se quedan grabadas de una manera tierna y profunda en el corazón, y tocan y transforman a cada persona que está presente. Es precioso, desde la creatividad y la escucha íntima de cada familia, poder crear un ritual que refleje sus deseos y valores. Y poder llenar este vacío con una celebración que realmente tenga sentido.

Texto: Sophia Style

Suscríbete

Haz clic aquí para suscribirte a Mujer Cíclica y recibir novedades e inspiración.

Te enviaremos nuestro eBook «Amo mis Ciclos» con un calendario para integrar las fases de la luna en tu vida a lo largo de 2022 y una introducción a la práctica del diagrama lunar.

Instagram

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Para seguir profundizando…

Honrando nuestro Linaje Materno

Honrando nuestro Linaje Materno

El hilo rojo de nuestro ciclo mensual nos une a todas las mujeres de nuestro linaje materno. Un artículo revelador de DeAnna L’Am sobre como nos transforma integrar esta conexión con nuestras antepasadas. Una invitación para honrar a tu linaje materno como un hilo vivo en el tapiz de quien eres.

Cambio de piel: un compartir personal

Cambio de piel: un compartir personal

Comparto aquí un texto escrito desde un lugar íntimo y personal desde mi necesidad de poner palabras a la revisión profunda, o “cambio de piel” que he estado viviendo con relación al proyecto de Mujer Cíclica.