Ama tus pechos

 

 

de la web: vulvalovely

de la web: vulvalovely

 

Texto: Sophia Style y Xènia Ros

 

Una de las experiencias más sanadoras que hemos vivido en nuestros círculos de mujeres es la de abrirnos a mostrar nuestros cuerpos y nombrar aquello que rechazamos o juzgamos interiormente. Por ejemplo, en relación a nuestros pechos, ha sido impactante darnos cuenta de todos los mensajes que cada una ha recibido de diferentes maneras, casi siempre basados en creencias y estereotipos que hemos interiorizado: que si mis pechos son demasiado pequeños, o demasiado grandes, o caídos, la aureola demasiado oscura, o uno más grande que el otro… En estos círculos, en un contexto amoroso de confianza y contención, de repente miramos a las demás y nos miramos a nosotras mismas con otros ojos. Ante de la gran diversidad y belleza de nuestros cuerpos, estos juicios y cargas se van disolviendo, y conectamos con una aceptación profunda.

 

Justamente en un momento en que el aumento de pechos se ha convertido en la cirugía estética más practicada a nivel mundial (en España en 2014 esta operación supuso el 25% del total), no deberíamos subestimar el gran poder de los círculos de mujeres en el camino de volver a amar y aceptar nuestro cuerpo en todas sus formas.

 

Recordamos con mucho cariño y alegría estos momentos de complicidad, como los que se dan en nuestro campamento de la Tienda Roja, y celebramos estos espacios transformadores, a la vez personales y colectivos. Agradecemos el permiso de cada una de las mujeres para compartir estas hermosas fotos.

 

 

 

 

¿Y tú? ¿Qué relación tienes con tus pechos en este momento de tu vida? ¿Qué significan para ti? Compártelo, si te apetece, con un comentario en el blog.

 

Si quieres celebrar, honrar y aceptar tu cuerpo y sus ciclos, te invitamos a conocer nuestro retiro de verano de cuatro días que celebramos cada año, La Tienda Roja, de donde surgen las fotos y la inspiración de este artículo. 

 

 

The Rattle Daughters of the MoonLA TIENDA ROJA DE VERANO

Celebra la magia de tu feminidad en la naturaleza

Próxima edición: del 4 al 7 de agosto de 2022
Mamakilla (entre Girona y Banyoles)
Mímate, escúchate, comparte, renuévate… ¡y  goza de ser tú misma!

Te proponemos un retiro de cuatro días para salir del tiempo del reloj y volver a ese recuerdo ancestral, entre mujeres de todas las edades. Un espacio en la naturaleza para desenredar de manera colectiva los nudos de nuestra vida, explorar los cuatro arquetipos en nosotras, sanarnos mutuamente a través de la escucha profunda, la mirada amorosa, la presencia enraizada… ¿Te apuntas?

20 Comentarios

  1. Sandra Alegre

    Gracias por compartir tu sabiduría y ayudarnos a encontrar la esencia divina femenina y revalorizar nuestros cuerpos como instrumentos sagrados. Desde Argentina un abrazo de luz!

    Responder
  2. Geraldine

    Al ver las fotos de las mujeres con los pechos pintados, me pareció algo natural y hermoso.
    Gracias, por mostrarme una faceta nueva de mi femineidad.
    Namasté.

    Responder
  3. Geraldine

    Hola, la verdad que a primera vista, la imagen, de la escultura, me desagradó, porque me pareció muy tosca y grosera, sin embargo, al ir leyendo el artículo, pude ver tu punto de vista y lo que te inspiró a escribir y compartir, lo cual es bello, inmensamente bello.
    Al contrario de la estatua, al ver las fotos de las mujeres con los pechos pintados, me pareció algo natural y hermoso.
    En lo personal, siempre amé mis pechos, pero a la vez, nunca le dí la importancia que merecen.
    Gracias, por mostrarme una faceta nueva de mi femineidad.
    Namasté.

    Responder
  4. Idoia

    Tenemos que aprender a querernos y a valorarnos por lo que somos y como somos sin necesidad que aprueben nuestra belleza. Qué somos bellas!!! Y tanto, pero no necesitamos que nos lo digan, deberíamos saberlo nosotras mismas. Gracias Sophia por recordárnoslo y por hacer que en nuestro interior las cosas se muevan.

    Responder
  5. Adela

    En este momento de mi vida mis pechos han crecido mucho, tengo 58 años estoy en la menopausia y no tienen ninguna importancia para mì, aunque los veo muy bonitos por su tamaño y forma.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.