¿Habías pensado alguna vez que el aspecto de la luna creciente recuerda a la forma del arco de Artemisa?

 

Imagen: Kagaya Gallery

Si estás en el hemisferio Norte, tal vez te sorprenda ver, en esta imagen, que su arco curvado apunta hacia la izquierda: ¿No decimos que Artemisa es una diosa conectada a la luna creciente?

No es una imagen invertida: cuando la luna está creciendo y aparece con forma de arco en el cielo, en el hemisferio Norte se ve curvada hacia la derecha, con forma de “D”; y en el hemisferio Sur, curvada hacia la izquierda, con forma de “C”. ¡Y en el Ecuador, parece un bol, abierto hacia arriba o invertido!

Pero las fases de la luna son las mismas en todos los rincones de la tierra, y la luna llena y la luna negra coinciden en ambos hemisferios.

Tener siempre presentes las fases de la luna puede ser muy útil para mantenernos conectadas con la sabiduría de lo cíclico, sea cual sea nuestra etapa vital.

En Mujer Cíclica regalamos un bonito calendario lunar como bienvenida a todas las mujeres que se suscriben a nuestra lista de correo, que renovamos cada año. ¿Aún no tienes el tuyo?

Si te ha gustado este artículo y deseas recibir información directamente en tu buzón electrónico sobre las novedades que vamos publicando en la web de Mujer Cíclica, te invitamos a suscribirte a nuestra lista de correo. Es un servicio gratuito que además ofrece acceso a algunas propuestas y recursos que no publicamos en la web.

Ir a la página de suscripción.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies