Diosas serpientes de Moldavia, Romania (s. 4800-4600 A.C)

 

“Durante la era paleolítica, los hombres viajaban, cazando presa cada vez más grande. Las mujeres formaron comunidades para cuidar de l@s niñ@s y para cultivar comida. Fueron las que  desarrollaron la agricultura, y fueron l@s primer@s terratenientes. Echaron raíces en la tierra, junto con sus hij@s y a su cultura tribal. Celebraron festivales relacionados a los ciclos del nacimiento, de la muerte, de la fertilidad y los ciclos de la naturaleza. Las mujeres desarrollaron una sabiduría profunda en cuanto a las propiedades medicinales y curativas de las plantas. Se convertieron en comadronas, sanadoras, sacerdotisas y juezas.

 

Como no existía el matrimonio, la línea de la sangre seguía la continuidad matrilineal. Fue a través de las madres que la herencia pasaba a sus hij@s en forma de bienes materiales y sabiduría profunda.

 

Las mujeres vivían con una elevada sensibilidad hacia los ritmos de la naturaleza, y, por supuesto, sus cuerpos. Desarrollaron tradiciones para honrar a su menstruación, escuchar a sus cuerpos y responder a sus necesidades. La cultura femenina se organizaba alrededor del ciclo sagrado de la mujer y los ciclos sagrados de la Madre Tierra.”

 

Texto: Hemitra Crecraft,  «Women’s Rites of Passage”.

 

Imagen: del libro “El Lenguaje de la Diosa” de Marija Gimbutas