Reconectar con la ilusión

 

Sentada al lado del fuego, agradezco este momento de ponerme a escribir para nuestra lista de correos y Blog, y de saber que estás al otro lado de la pantalla, leyendo estas palabras.

Si ya has recibido otros de mis correos o escritos, sabes que suelo abrir ventanas hacia mi vida interior y lo que está vivo y ferviente en el presente.

Hoy tengo ganas y siento la necesidad de compartir algo de mi proceso personal con el proyecto de Mujer Cíclica en los últimos meses.

Es curioso, porque veo que muchas mujeres a mi alrededor están pasando por procesos similares, en este potente inicio del año 2018.

Tengo la sensación de que hay una energía colectiva que nos está impulsando a poner orden, a revisar la dirección y enfoque de nuestra vida, y a alinearnos cada vez más con nuestra verdad y esencia. 

En mi caso, últimamente ha habido momentos en los que me he sentido desorientada y llena de preguntas relacionadas con el crecimiento rápido de Mujer Cíclica en los últimos cuatro años.

Por un lado, me da mucha felicidad ver y sentir que se han expandido muchas semillas de transformación en las mujeres que seguís el proyecto de distintas maneras. Ha sido un tiempo de mucha creatividad, especialmente con la cocreación de una formación presencial y de los tres cursos online que ofrecemos.

Por otro lado, aunque me siento muy afortunada de poder vivir de lo que me apasiona, el gran esfuerzo de todo lo que implica sostener este proyecto a veces me genera mucho estrés y sensación de soledad. Durante estos meses, incluso he llegado a sentir que la chispa y la ilusión se estaban apagando, ante las listas cada vez más largas de tareas por completar… (¡Poco a poco estoy integrando que en realidad, nunca se completan del todo!)

 

 

 

Quizás también tiene algo que ver con el invierno, porque justo ahora, que los días empiezan a ser más largos y hay brotes y flores de almendro por todos lados, siento que vuelvo a conectar con una pequeña llama de ilusión y creatividad. Otro recordatorio que todo es cíclico y cambiante…

Esta semana, con la amorosa escucha y visión de mi pareja, he reconectado con dos semillas, o ideas que llevan tiempo gestándose en la quietud. Aún necesitan más tiempo en la oscuridad de la tierra, pero algo ha cambiado y me está llegando de nuevo la fuerza para seguir caminando.

Justo la semana que viene, volaremos juntas a la India, es un viaje lleno de simbolismo en este momento, ya que la primera vez que fui a este país, cuando tenía 17 años, fue cuando se despertó la llamada de mi trabajo con mujeres y lo femenino. Confío que en el retiro que haremos, al lado del rio Ganges, todo este movimiento se irá colocando y encontrando su lugar.

Deseo que los movimientos hacia nuestra propia autenticidad y esencia sigan dándose con fluidez y fuerza este año.

 

Sophia Style. 23 de febrero 2018

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies