Cuando traspaso mis miedos

 

 

Texto: Sophia Style

 

Una de las cosas que más me emociona es cuando veo a una mujer dar un paso, o un salto, en su vida, con el que atraviesa sus propios miedos o resistencias, aunque se sienta pequeña por dentro. De repente algo cambia, y se nota: está más luminosa, ligera y ocupa más espacio, ¡ha engrandecido!

Me siento muy afortunada y agradecida de poder presenciar estas transformaciones en mi trabajo con mujeres, y estoy segura que me conmueve tanto porque reconozco plenamente este movimiento en mí.

Aunque tal vez desde fuera no lo parezca, el miedo es una emoción que siempre me ha acompañado de muy cerca, desde la infancia. Lo conozco íntimamente, y aparece y reaparece de muchas maneras.

Justo ahora mi hijo, que tiene 10 años, está explorando el tema de los miedos en la escuela y me parece muy bonito cómo lo enfocan: primero ayudan a los niños y las niñas a entender y aceptar que es normal tener miedo, y luego distinguen muchos tipos de miedos: aquellos que son necesarios para protegernos de situaciones peligrosas y aquellos que nos impiden vivir con plenitud.

Últimamente he vuelto a sumergirme a fondo en la metáfora de la semilla, y me parece que tiene mucho que decirnos sobre el paso de atravesar los miedos que nos limitan. Me encanta sentir que algo tan pequeño como una semilla contiene el potencial de algo inmenso, como un árbol centenario.

Siempre que me encuentro en el momento de compartir una nueva creación y es increíble cómo reaparecen muchos miedos conocidos. De hecho hace poquito pedí a otras mujeres emprendedoras hablar de los retos que están presentes en su vida, y la mayoría nombrabron las mismas resistencias: ‘miedo a mostrarme’, ‘miedo a ser juzgada’, ‘no sé suficiente’, ‘no estoy preparada,’ ‘¿y si mi proyecto es un fracaso?’. Incluso también ‘miedo al éxito’.  ¿Te resuena alguno?

Volviendo a la semilla, podemos a la vez sentir y conectar con esa fuerza más grande que impulsa el brote a traspasar y abrir la cáscara, del mismo modo que nosotras traspasamos aquello que nos limita, con tantos pequeños y grandes pasos que damos cada día.

Con mucha ilusión, comparto la formación online de nueve semanas que he llamado “Emprender con el Corazón: de la semilla al fruto”, en la que compartiré con otras mujeres todo lo que me ha servido en mi camino como emprendedora, enraizado en la metáfora de una árbol frutal.

Siento que cuando cada una de nosotras damos un paso valiente, desde el amor, abrimos el paso para que otras puedan conectar con esta confianza y desplegar todavía más nuestras alas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies