La Ruptura del Linaje Materno y el Precio de Volverse Auténtica

Posted in Artículos, Blog, Madre, Mujer Completa, Recursos, Recursos madre, Recursos mujer completa

La Ruptura del Linaje Materno
y el Precio de Volverse Auténtica

Texto de Bethany Webster

Julia Hetta

Julia Hetta

Una de las experiencias más duras que puedes tener como hija en la relación con tu madre es darte cuenta de que ella está inconscientemente involucrada en tu insignificancia. Ante este sentimiento, es verdaderamente desgarrador ver que, más allá de su propia herida, la persona que te dio a luz siente, inconscientemente, tu empoderamiento como una pérdida propia. En el fondo no es una tragedia personal, sino de nuestra cultura patriarcal, que dice a las mujeres que somos “menos que”.

 

Todas deseamos ser auténticas, ser vistas tal como somos, ser aceptadas, y ser amadas por quien realmente somos. Es una necesidad humana. Lo cierto es que el proceso de convertirnos en nosotras mismas implica ser complicadas, fuertes, intensas, asertivas y complejas, cualidades que el patriarcado pinta como poco atractivas en una mujer.

 

Históricamente, nuestra cultura ha sido reacia a la idea de las mujeres como seres individuales.

 

El patriarcado identifica a las mujeres atractivas como seres complacientes, que buscan ser aprobadas, cuidan las emociones, evitan el conflicto y toleran el maltrato. En cierta medida, las madres transmiten esta imagen a sus hijas, y hacen que inconscientemente se construyan una falso yo, a menudo  a través de la máscara de “la rebelde”, “la solitaria” o “la niña buena”. El mensaje principal es “Para ser amada no debes crecer”. Sin embargo, las nuevas generaciones de mujeres tenemos el deseo de ser auténticas. Se podría decir que, con cada nueva generación, el patriarcado se debilita y el deseo de ser auténticas se va fortaleciendo entre las mujeres, de hecho, está empezando a ser urgente.

 

El anhelo de ser auténtica y  la añoranza de la  madre

 

Daniel Murtagh

Daniel Murtagh

Se trata de un dilema para las hijas criadas en el patriarcado. El anhelo de ser tú misma y el anhelo de ser cuidada, se convierten en necesidades que compiten entre sí, parece que tengamos que elegir entre una de las dos. Esto sucede porque tu empoderamiento está limitado en la medida en que tu madre ha internalizado las creencias patriarcales y espera que tú las acates. La presión de tu madre para que no crezcas depende principalmente de dos factores: 1) el grado en que ella haya internalizado las creencias patriarcales limitantes de su propia madre y 2) el alcance de sus propias carencias por estar divorciada de su yo verdadero. Estas dos cosas mutilan la capacidad de la madre de iniciar a su hija a su propia vida.

 

El costo de convertirte en tu ser auténtico a menudo implica cierto grado de “ruptura” con el linaje materno. Cuando esto sucede, se  rompen los hilos patriarcales del linaje materno, algo esencial para una vida adulta sana y poderosa.  Por lo general se manifiesta en alguna forma de dolor o conflicto con la madre. Las rupturas del linaje materno  pueden adoptar diversas formas: desde conflictos y desacuerdos hasta distanciamiento y desarraigo. Es un viaje personal y es distinto para cada mujer. Básicamente, la ruptura sirve para la transformación y la sanación. Forma parte del impulso evolutivo del despertar femenino para empoderarse con más consciencia. Es el nacimiento de la “madre no patriarcal” y el comienzo de la verdadera libertad e individualización.

 

Charlotte Caron

Charlotte Caron

Por una parte, en las relaciones madre/hija más sanas, la ruptura puede provocar un conflicto, pero en realidad sirve para fortalecer el vínculo y hacerlo más auténtico.

 

Por otra parte, en las relaciones madre/hija agresivas y menos sanas, la ruptura puede desencadenar heridas no sanadas en la madre, y provocar que esta arremeta contra su hija o la repudie. Y en muchos casos, desafortunadamente, la única opción de la hija será mantenerse a distancia indefinidamente para conservar su propio bienestar emocional. Así, en vez de ver que es el resultado de tu deseo de crecimiento, la madre puede sentir tu alejamiento/ruptura como una amenaza, un ataque personal y directo hacia ella, un rechazo a quien es ella. Ante esta situación, puede resultar desgarrador constatar que tu deseo de empoderamiento o de crecimiento personal puede hacer que tu madre, ciegamente, te vea como una enemiga.

 

En estas situaciones podemos ver el alto precio del patriarcado en la relaciones  madre/hija.

 

Lissy Laricchia

Lissy Laricchia

“No puedo ser feliz si mi madre es infeliz” ¿Has sentido esto alguna vez?

 

Generalmente, esta creencia procede del dolor que te causa ver a tu madre sufrir por sus propias carencias y la compasión que te produce su lucha bajo el peso de las demandas del patriarcado. Sin embargo, cuando sacrificamos nuestra propia felicidad por la de nuestras madres, en realidad impedimos la sanación necesaria que produce llorar la herida en nuestro linaje materno. Esto solo provoca el estancamiento de ambas. Por mucho que lo intentemos, nosotras no podemos sanar a nuestras madres, y no podemos conseguir que nos vean tal como somos. El duelo es lo que trae la sanación. Tenemos que llorar por nosotras y por nuestro linaje materno. Este duelo trae consigo una gran liberación.

 

Con cada oleada de duelo re-integramos aquellas partes de nosotras a las que tuvimos que renunciar para ser aceptadas por nuestras familias.

 

5_imagen

 

Hay que romper los sistemas enfermos  para poder encontrar un nuevo equilibrio, mucho más sano.  Es una paradoja que sanemos nuestro linaje materno al alterar los patrones patriarcales, y no al mantenernos cómplices de los mismos para conservar una paz superficial. Hay que tener agallas y coraje para negarse a seguir acatando patrones patriarcales que tienen una gran fuerza generacional en nuestras familias.

 

Dejar que nuestras madres sean seres individuales nos libera (como hijas) para ser seres individuales.

 

Las creencias patriarcales promueven un nudo inconsciente entre madres e hijas, en el que solo una de ellas puede tener el poder. Es una dinámica de “una de las dos” basada en la escasez que deja a ambas sin poder alguno. Para las madres que han sido especialmente privadas de su poder, sus hijas pueden convertirse en “el alimento” de su identidad atrofiada y en el vertedero de sus problemas. Debemos permitir que nuestras madres recorran su propio camino y dejar de sacrificarnos por ellas.

 

Brett Walker

Brett Walker

Estamos siendo llamadas a transformarnos en auténticos seres individuales, mujeres liberadas de las creencias del patriarcado, y a reconocer nuestro valor sin avergonzarnos. Aunque parezca una paradoja, nuestra propia individualidad es lo que contribuye a una sociedad sana, completa y unida.  

 

Tradicionalmente, a las mujeres se nos ha enseñado que es noble cargar con el dolor de los demás; que el cuidado emocional es nuestro deber y que deberíamos sentirnos culpables si nos desviamos de esta función. En este contexto, la culpa no tiene que ver con la consciencia sino con el control. Este sentimiento de culpa nos mantiene atadas a nuestras madres, nos debilita y hace que  ignoremos nuestro poder. Tenemos que darnos cuenta de que no hay ningún motivo real para sentirnos culpables. El rol de cuidadora emocional nunca ha sido un rol genuinamente nuestro, simplemente forma parte de nuestro legado de opresión. Si lo miramos así, dejaremos de consentir que la culpa nos controle.

 

Abstenernos del cuidado emocional y dejar que la gente aprenda sus propias lecciones es una forma de respetarnos a nosotras mismas y de respetar a los demás.

 

7-imagen

 

Nuestro “sobre-funcionamiento” contribuye al desequilibrio de nuestra sociedad y desempodera activamente a los demás impidiendo su propia transformación. Debemos dejar de cargar con los pesos de los demás. Y esto se hace viendo lo inútil que es. Y tenemos que oponernos a ser las guardianas y los vertederos emocionales de aquellos que se niegan a hacer el trabajo necesario para su propia transformación.

 

Contrariamente a lo que nos han enseñado, no tenemos que sanar a toda nuestra familia. Sólo tenemos que sanarnos a nosotras mismas.

 

En vez de sentirte culpable por no ser capaz de sanar a tu madre ni a los otros miembros de tu familia, date el permiso de ser inocente. Si lo haces, recuperas tu construcción personal y el poder que te quitó la herida materna. Y en consecuencia, devuelves  a tus familiares el poder de seguir su propio camino. Se trata de un gran cambio energético que se da al apropiarnos de nuestro valor y se ha demostrado que podemos conservar nuestro poder a pesar de los llamamientos a entregarlo a los demás.

 

Kilim

Kilim

El precio de transformarnos en auténticas  nunca es tan alto como el precio de permanecer en un “yo” falso.

 

Es posible que nuestras madres (y nuestras familias) nos den la espalda cuando nos convirtamos en más auténticas. Podemos sentir hostilidad, rechazo, rabia, y una denigración total. Puede ser que todo el sistema familiar sienta el terremoto. Y puede resultar asombrosa la rapidez con la que nos pueden rechazar o abandonar cuando dejamos de sobre-funcionar y expresamos nuestro auténtico ser.

 

En su artículo “Mindfulness and the Mother Wound”, Phillip Moffitt describe las cuatro funciones de una madre: Nutrir, Proteger, Empoderar e Iniciar. Según Moffit, el rol de la madre como iniciadora “es el aspecto más desinteresado de los cuatro, porque alienta una separación que la dejará sola”. Es una función muy profunda, también para aquellas madres que hayan sido apoyadas y honradas, y casi imposible de desempeñar para las madres que han sufrido un gran dolor y que no han llegado a sanar suficientemente sus propias heridas.

 

El patriarcado limita severamente la capacidad de la madre de iniciar a su hija en su propia construcción personal, porque en el patriarcado, la mujer ha sido privada de su propia construcción. El patriarcado conduce al autosabotaje de la hija, a la misoginia del hijo, y a la falta de respeto del lugar del que procedemos, la misma tierra.

 

Netali Ron Raz

Netali Ron Raz

 

Es precisamente esta función de la madre como la “proveedora de la iniciación” lo que lanza a la hija a vivir su propia vida, pero este rol es solo posible en la medida que la madre haya experimentado o vivido su propia iniciación. Pero los procesos sanos de separación entre madres e hijas están muy boicoteados en la cultura patriarcal.

 

El problema es que muchas mujeres se pasan la vida entera esperando que su madre las empuje a vivir sus propias vidas, cuando sus madres son simplemente incapaces de hacerlo.

 

Es muy habitual ver cómo se pospone el duelo de la herida materna en mujeres que constantemente regresan al pozo negro de sus madres, buscando un permiso y un amor que ellas simplemente no tienen la capacidad de dar. En vez de completar este duelo, muchas mujeres tienden a culparse, y esto las bloquea. Tenemos que lamentar que nuestras madres no puedan ofrecernos una iniciación que ellas nunca recibieron y embarcarnos conscientemente en nuestra propia iniciación.

 

La ruptura es en realidad una señal del impulso evolutivo de separar los hilos patriarcales de nuestro linaje materno, de romper la atadura inconsciente a nuestras madres que ha potenciado  el patriarcado y ser iniciadas en nuestras propias vidas.

 

Isao Tomoda

Isao Tomoda

 

Mi trabajo de ayuda a las mujeres a sanar su herida materna consiste en acompañarlas a salir de este ciclo de auto-culpabilidad y a hacer el duelo necesario para que puedan reivindicar su poder y potencial. Una parte de este proceso es aceptar este profundo dolor existencial, para poder iniciarnos en la libertad y la creatividad de nuestras propias vidas. Y al final, este dolor da paso a una compasión genuina y a la gratitud hacia nuestras madres y a las madres de nuestras madres.

 

Es importante ver que, al rechazar las creencias patriarcales que dicen que para ser aceptadas deberíamos permanecer pequeñas, no estamos rechazando a nuestras madres. Lo que en realidad estamos haciendo es reivindicar nuestra fuerza vital, libres de patrones impersonales y limitantes que han mantenido a las mujeres secuestradas durante siglos.

 

Crear un espacio seguro para el anhelo de la madre

 

Aunque seamos mujeres adultas, añoramos a nuestra madre. Puede ser desgarrador sentir este anhelo y saber que nuestra propia madre no puede satisfacerlo, aunque hizo lo que pudo. Es importante enfrentarse a este hecho y llorarlo. Tu anhelo es sagrado y debe ser honrado.  Dejar un espacio para el duelo es una parte importante de ser una buena madre para ti misma. Si no hacemos un duelo sincero de nuestra necesidad insatisfecha de cuidado maternal, inconscientemente interferirá en nuestras relaciones, causando dolor y conflicto.

 

Christopher Mark Perez

Christopher Mark Perez

El proceso de sanar la herida de la madre implica hallar tu propia iniciación al poder y propósito de tu vida.

 

No se trata de un trabajo de superación personal cualquiera. Sanar la herida de la madre es esencial y fundamental; es un trabajo en profundidad que te transforma interiormente y te libera, como mujer, de cadenas centenarias heredadas de tu linaje materno. Tenemos que desintoxicarnos de los hilos  patriarcales en nuestro linaje materno para avanzar en nuestro empoderamiento.

 

Sobre el rol  de “la madre como iniciadora”, Moffit dice: “Este poder iniciático se asocia al de la chamana, la diosa, la maga y la mujer medicinal.” A medida que cada vez  más mujeres sanamos nuestra herida materna y damos un paso firme y consciente hacia nuestro poder, encontramos por fin la iniciación que estábamos buscando. Así nos volvemos capaces de iniciar, no sólo a nuestras hijas, sino, también a nuestra cultura, como un todo que está experimentando una gran transformación. Estamos siendo llamadas a encontrar en lo más profundo de nosotras aquello que no se nos dio. Al reclamar nuestra propia iniciación mediante la sanación de la herida materna, juntas, al unísono, encarnamos cada vez más a la diosa que está dando a luz a un nuevo mundo.

 

Marta Orlowska

Marta Orlowska

©2014 Bethany Webster.

Traducción de Carlota Franco.

Agradecemos a Valentina Saracho  la elaboración de la primera traducción de este artículo.

Texto original: “The Rupture of the Mother Line and the Cost of Becoming Real

 

¿Te ha resonado este artículo? ¿Has experimentado la ruptura con tu linaje materno y te apetece compartirlo aquí?Te invitamos a enviar tu comentario de lo que te ha evocado o sugerido.

Si te interesa profundizar sobre la herida de la madre, infórmate sobre el curso online de nueve semanas “Las Cuatro Lunas en Mí”, donde se trata este tema y se incluyen propuestas para explorar este aspecto en nosotras mismas. Más información.

143 Comments

  1. No se como expresar mi gratitud por esta publicación, estoy en ese momento preciso en el cual estoy cortando mis lazos como hija y también como madre. Me resulta durísimo, sobre todo con mi hija, es la más chica de la flia y acabo de perder a mi hija mayor, o sea son dos duelos distintos, pero a cual más doloroso. Me estoy ayudando con psicología y con Biodescodificación, pero el proceso es lento y difícil para entender y poder aceptar sin lastimar a nadie. Creo que al leer esto voy a ir sacando algunas conclusiones para ayudarme. Seguimos conectadas y siempre gracias

    • Hola, con tu permiso me gustaría recomendarte terapia floral con flores de Bach ayudan mucho lo digo por experiencia un abrazo

  2. Esto me ha resonado mucho, mama murió hace ya 20 años y a pesar que tuvimos muy buena relación, me doy cuenta que ella fue patriarcal y yo se lo permití, por ese sentido de culpa que tenemos instalado dentro nuestro.
    Y me limitó, me doy cuenta.
    También me resuena lo que dicen de llorar, he llorado mucho y me hizo muy bien.
    Tiempo después de su muerte me di cuenta que eramos almas gemelas, como ya dije nos llevábamos muy bien.
    Gracias por el articulo.

  3. Artículo que suena como la voz interior de quienes recorremos este camino. Hago prácticas chamánicas y muchas veces, en la Recuperación del Alma, lo que vuelve es precisamente “la madre interior”.Tengo un hijo varón que está pasando por un distanciamiento conmigo y que lo entiendo como eso, un proceso de reencuentro con él mismo. Lo curioso es que muchos no entienden mi actitud de un pase a un costado para no entorpecer su proceso, lo toman como un distanciamiento, leyendo esta nota entiendo por qué y al mismo tiempo, ha fortalecido mi decisión. Gracias !!!!

    • Hola Analía! Soy Agos de Santa Fe Capital, te escribo porque me gustaría conocer sobre lo que llamas la “Recuperación del Alma” y cómo podría acceder a ese proceso. Muchas Gracias!!

    • Analía me pasa lo mismo, tengo un distanciamiento con mi hijo, si bien por momentos me siento muy culpable, por otros entiendo que es una manera de que crezca. Por otro lado, por problemas con mi hijo, mi madre se ha metido mucho y me sentí muy reflejada con el artículo, ahora entiendo muchas cosas que no comprendia.

  4. Si, me ocurrio exactamente eso, y si fue impresionante como todos inmediatamente me dieron la espalda… solo espero terminar de sanar… y continuar

    • Me he sentido muy feliz .. En qué haya leído este artículo.. Doy gracias a dios porque llevo más de 40 años sintiéndome culpable… Por una madre así… Y sentir que soy poco respetada por ella… Hasta ahora que me alejé, llegué a mi límite de permitir sus exceso de autoridad… Me cansé y pasé el límite… Gracias… Mil… Leeré este libro entero… Y me gustaría profundizar más en el tema.. Por ahora me tranquiliza mi proceder… Muchas Gracias.. Y seré muy, muy auténtica ..☺️..

  5. Muy buenas tardes,deseo mas informacion al respecto, gracias.

  6. Gracias excelente, me viene pasando esto de la ruptura y duelo con mama es muy fuerte, pero se perfectamente q ella no puede dar lo q no recibio!!! A veces no logro entender el deseo de q yo sufra si no hago lo q ella espera, claro q ya soy una mujer adulta, pero muy dentro mio espero el amor incondicional q no me da. Me gustaria tener mas info de como esto afecta a los hijos varones. gracias infinitas!!! Liliana

  7. INTERESANTE LA MIRADA CENTRADA EN UNA DE LAS RELACIONES MÁS COMPLEJAS COMO LA DE MADRE-HIJA, EL ANÁLISIS ME PARECIO SERIO Y FECUNDO.
    LO DIGO COMO HIJA Y COMO MADRE.
    COMO HIJA DEBÍ ALEJARME PARA DESPERTAR, PARA CRECER, EN UN MUNDO QUE SOLO ERA POSIBLE PAR HOMBRES, ME TUVE QUE ADUEÑAR DE MI SER Y DECLARAR LA INDEPENDENCIA.

  8. En mi experiencia, fue cuando di el paso de aceptar la ruptura con mi madre y con lo que ella representaba para mí cuando comencé a despegar en mi desarrollo interior.

    Así, poco a poco, he ido volviendo hacia ella, no como un objetivo, sino de manera natural, de la misma manera que me he ido volviendo hacia el resto de mujeres, y hacia mí misma, con compasión por el camino que nos ha tocado recorrer a cada una de nosotras.

    Hoy estoy en paz con ella y con el resto de mujeres, por eso estoy en paz conmigo, o quizás sea al revés, o quizás sea recíprocamente cíclico 🙂

    Ahora soy consciente que la relación con mi madre era y es mucho más sana de lo que mi ego/mente podía ver hace unos años, cuando la rabia me velaba y me impedía ver los lazos de amor que nos unen.

    En mi caso, el proceso de ruptura fue con todo lo conocido, aprendido y asumido. Ha sido y es un trabajo de sacarlos a la luz y valorar si a mí me son útiles o no, de reaprender y reemplazar muchos aspectos por aquellos que me encajan a mí, y de reafirmarlos una vez y otra, cuando en el exterior la corriente me dice que me estoy saliendo de la norma.

    Por eso necesito apoyarme en comunidades de mujeres que me ayudan a volver y a seguir en mi centro cuando las tormentas tambalean mis nuevos cimientos.

    Muchas gracias por compartir este maravilloso artículo!

    Un abrazo hondo

    • Me encanta lo que mencionas de la necesidad de apoyarse en comunidades de mujeres. Me sucedió algo muy similar. Mi madre y yo somos muy unidas pero al separarme del padre de mis hijas, no supe cómo o por qué mi madre no estuvo a mi lado como yo esperaba. Después yo me alejé y quienes me sostuvieron fueron las mujeres de una red que había tenido para mí misma y no me había dado cuenta.

  9. Hola si que me a sonado, soy la única mujer de mi familia que vivo sola y no me he casado, mi familia siempre quiere que encuentre
    una pareja. Siento en estos momentos que tengo que vivir en soledad para mi crecimiento interno.Ahora estoy en espera del acogimiento de un niño por que siempre quise desarrollar mi función de madre.
    Un saludo,Sandra

  10. Recientemente me negué a continuar viviendo con las consecuencias de un “yo falso”, el dolor es… indescriptible; este articulo llego a mis manos en el momento que más lo necesitaba, no tienen idea de cuanto se alimentó y fortaleció mi espíritu con el mismo, es sin duda la respuesta del universo sobre que tomé la decisión correcta.

    Mil gracias!!

  11. Yo siempre he tenido conflicto con mi mamá pues me ha visto como enemiga toda su vida. Ha obstaculizado mis decisiones y es la primera en denigrarme y en hablar mal de mí. Aun así yo regreso a su lado buscando ésa comprensiocomprensión y reconocimiento porque yo lo necesito. Me he ido muchas veces y he triunfadi pero regreso y me destruye. Apenas me acabo de dar cuenta de éso en su total magnitud. Ahora edtiy trabajando en alejarme pero armónicamente para mí y sólo por mí. Ya no espero ni quiero nada de ella. La quiero lejos porque es un monstruo que sólo me hace daño. Por éso me gustó su artículo porque me identifico plenamente en la ruptura. Saludos!!

  12. Me parece primordial cuestionarse el rol de madre y reflexionar sobre el papel de nuestras madres en nuestras vidas si es que estamos haciendo un trabajo interior.
    Este artículo me parece imprescindible.Es justo ahora cuando empiezo a darme cuenta de la necesidad de curar heridas y de permitir mi propio crecimiento empezando por la consideración de la niña que se refugió en su propia cabeza y dejó de crecer.
    Mil gracias

  13. Hola. El artículo ha impactado profundamente en mí. Se los aseguro. Desde el corazón, agradezco a quien lo escribió, a quien lo tradujo y a quien lo publicó, por echar luz en mi consciencia.

  14. Me gustaría saber sobre el curso online “las cuatro lunas en mi”

  15. Ha sido verdaderamente enriquecedor. Gracias!

  16. Antes que nada, gracias, gracias, gracias… maravilloso artículo, resonaron en mi hasta los signos de puntuación. Gracias!!!
    Estoy en ese proceso, vengo desde el 2013 sintiendo en mi interior una fuerza muy fuerte que me impulsa a llevarlo a cabo, al principio no entendia pero no podia evitarlo, ahora entiendo todo, y doy las gracias al universo por haberme dado la fuerza!!!
    Y hoy me llega este artículo… se me caen las lágrimas de emoción! Gracias, gracias, gracias, infinitas gracias

  17. Me gustaría saber mas sobre el taller online de las cuatro lunas en mi,muchas gracias

    • Hola Ximena. Encontrarás toda la información sobre “Las Cuatro Lunas en Mí” en la siguiente página: http://mujerciclica.com/curso-online/. La próxima edición empieza el próximo 9 de diciembre. Un abrazo.

  18. Este artículo ha sido de gran ayuda para mi. Gracias!

  19. Hola,
    escribo maravillada por lo profundo que me ha llegado este artículo en gran parte por ver escritas y tan bien plasmadas tantas sensaciones, procesos y aprendizajes que són bien difíciles de llevar, integrar, comprender…
    En un momento de mi vida en el que estoy experimentando la ruptura con mi linaje materno después de haber trabajado por mucho tiempo el unirlo, volver a unir-me con mi madre, con mi abuela, de las que llega la vida, el aliento, la sangre, y también el dolor, y sentir y vivir todo eso y ahora darme cuenta que para seguir creciendo y empoderandome en mi camino de evolución personal es necesaria esta ruptura, es necesario disolver estas corazas de rigidez generadas por tanta incertidumbre causada al actuar des de lugares de carencia, roles forzados, cúmulos de emociones…
    Agradezco mucho el trabajo de Bethany Webster por canalizar y compartir esta comprensión de un proceso tan profundo de una manera tan clara. Personalmente comparto mi sensación del corazón lleno de consuelo.
    Saludos

  20. Gracias por darle tan buenas palabras…claro que me resuena!…

  21. Me apasionan esos temas quiero saber mas de ustedes y sus articulos.

  22. Hermosos!

  23. ME INTERESA RECIBIR INFORMACION. GRACIAS ! SALUDOS !

  24. Todo el tiempo, tengo un mioma en el útero de rechazar a mi limaje femenino espacialmente a mi madre y a mi abuela, porque todo el tiempo me menosprecian, entonces decidí negarlas intriormente, pero buscando mi sanación del mioma, llegué a un taller muy valioso que consistía en hacer un muñeco con la forma del útero y había cantos y cosas especiales en el taller. Esa noche me sentí como en éxtasis y ahora cada noche hago una meditación para reverenciar mi linaje fenenino. Aunque mi relacion con mi madre no ha mejorado por eso más bien lo hago a hurtadillas, lo que disgusta un poco.

    • Estas haciendo Un Buen Trabajo, hay una flores de California que te pueden ayudar se llama “mariposa Lilly” .

  25. ME ENCANTÓ EL ARTICULO Y ES JUSTAMENTE LO QUE HOY ESTÁ RESONANDO Y ESTOY NECESITANDO.. ESA RUPTURA CON MI LINAJE.. DE TAL FORMA PARA PODER REALIZARME COMO MUJER.. GRACIAS Y ME GUSTARIA PODER RECIBIR ALGUNA INFO ALGUN TALLER SI ES QUE LO REALIZAS EN FORMA ON LINE, GRACIAS

  26. muy interesante artículo.

  27. Esto es lo que actualmente me pasa, durante años lo he venido cargando sin encontar una respuesta adecuada a lo que me pasaba. Estaba en un momento de rendición, ya no sabía que hacer, pase por tanto; primero callé y resentí por años, me di cuenta como aquí lo dicen, llega el momento en que comprendes que tu madre no es la culpable, ella hizo lo que pudo, con lo que sabía. Ahora me encuentro en la situación de querer sanar esta relación, y es aquí donde me enfrentado con mi madre, pero mi idea es que aún podemos aprender otras cosas y mejorar nuestra relación y por sus propios conflictos no resueltos, no alcanza a comprender y sinceramente estos días me rendí, tengo consiente que cargo con los conflictos mi familia, pero no me había dado cuenta hasta donde lo he estado llevando.
    Me ayudó mucho el artículo, hace años que no leía o no me expresaban algo de mi persona que yo ya no conociera.

    • No te rindas!!! Durante muchos años me sentí como perdida y muy cansada hasta que pude ver y aceptar que parte de mi misión en esta encarnación era la sanación del linaje materno y para ello tenía que seguir trabajando mucho, deshacerme de impaciencias y desarrollar mucha comprensión amorosa. No es fácil.

  28. Que oportuno este artículo, desde hace un año me separé de mi esposo y decidimos en aquel momento que los niños se quedaran con él (son 4 dos niñas y dos niños el más pequeño tiene cuatro años) vivimos en ciudades diferentes y ha veces es muy largo el tiempo que paso sin verlos, aunque hablamos todos los días. Pero la culpa me ha carcomido, los comentarios de otras mujeres son increíbles, porque socialmente es el hombre quien sale del hogar y mamá se queda en casa con los hijos. Ha sido muy fuerte y duro ese cambio de paradigma incluso para mí pues también me ha significado confrontar mis propias creencias. Gracias porque me creía tan sola. Espero más artículos como este sobre todo cómo manejarlo con los hijos como ayudarlos a entender para que no les afecte tanto. Cualquier apoyo en este momento lo agradezco.

    • Hola!, leí el artículo y leí tu comentario. Desconozco las razones de tu separación, y tampoco conozco las razones por las cuales dejaste a tus hijos con su padre, pero celebro tu decisión si es la que te hace feliz. En mi caso que me identifico con partes del artículo, rompí relaciones con mi madre por que siempre me vió como una adversaria al no hacer lo que ella quería, a la vez entiendo por como ella fue educada. Lo que yo creo que más le afectó a su vida, fue el venir de una familia disfuncional, casarse y ser madre desde muy joven y después ir madurando y quizá arrepentirse de las decisiones de joven y no saber qué hacer. Sé que entrados sus 30 conoció a otro hombre y probablemente fue su verdadero amor, pero tampoco deshizo su matrimonio ni dejó a sus hijos, no porque no lo deseara sino porque no se atrevió y le pesaba el qué dirán. Así llegó a los 60 y sigue amando a sus hijos, pero sé que nunca se sintió completamente feliz y realizada. ¿Cómo sé que ese hombre fue el amor de su vida y ella dejó pasar la oportunidad de hacer otra nueva? Pues yo soy fruto de esa relación y me tocó ver lo infeliz que se es al vivir en un matrimonio que no quieres seguir más y te quedas por los hijos.

    • Hola… Me removió tu comentario porque justamente a mi me sucedió así,
      Mi padre dejó a mi madre cuando esta estaba embarazada de mi con tan solo 3 meses o cuatro… Después cuando yo nací él volvió a aparecer queriendo finalmente actuar de padre…
      Viví con mi madre los primeros 4 años y después mi padre volvió a casarse con su segunda mujer y entonces por varias razones que nunca han estado bien claras, yo fui a vivir con mi padre y su mujer…
      Por un lado mi madre dice que “ellos” la presionaban mucho diciéndole todo el tiempo lo mal que lo hacía conmigo,porque al ser madre soltera tenía que trabajar y me dejaba en casa de mis abuelos ( paternos! Jaja) también las luchas por cuanto tiempo pasaba con unos y con otra y el constante “jaloneo”
      Por otro lado mi padre y su mujer siempre se han sentido como los grandes “salvadores” porque como “tu madre no supo o no pudo” hacerse cargo de ti, nosotros te acogimos en casa, y la mujer de mi padre de alguna manera siempre me ha hecho saber lo maravillosa que fue mi vida cuando gracias a ella, todo se ordenó y fuimos entonces una familia “feliz” en la que ellos todo el tiempo menospreciaban a mi madre… Uff, muy complejo, hasta de escribir y explicar, en fin, que lo que quería era un poco hablar con alguien que ha vivido situaciones parecidas porque son muy poco comunes y en general los hijos siempre se quedan con la madre y no con el padre, en mi caso no fue así y veo que en el tuyo tampoco, tu siendo la madre por ciertas razones has decidido o han decidido los dos que lo mejor para los hijos sea quedarse con el papa… Pero, efectivamente, esto debe de traer una sensación de culpa, y además, el como te ven las demás mujeres o las demás personas y el como te juzgan, debe de ser algo muy difícil de llevar. Hasta hace apenas muy poco me di cuenta de que mi madre tuvo que vivir esto y sufrirlo, sus hermanas y su madre la juzgaron siempre tremendamente por haber dejado que su hija viviera con su padre y su otra mujer…
      Y yo también me he sentido muy herida por eso, siento que no pudo o no supo sacar sus garras y su condición de loba para defender a su cachorrita…
      Pero… ¿Y si ella se dio cuenta de que iba a ser un paquete muy grande seguir luchando contra la “pareja” y ser madre soltera y decidió que para todos incluida ella claro, iba a ser mejor y más manejable que yo viviera con mi padre? Lo que creo que nunca se imaginó es lo difícil que iba a ser que esta “pareja” respetara nuestra relación de madre-hija y nunca se imaginó tampoco como la iban finalmente a menospreciar y maltratar tanto, y lo hicieron a ella pero por supuesto también a mí, porque ella es ha sido y será siempre mi madre. Ninguna otra persona aunque se haya hecho cargo de mi en muchos aspectos será mi madre. Será otra cosa y debo de agradecer por la atención y los cuidados (aunque ahora me cueste y tenga mucha rabia) pero no será mi mamá…
      En fin… Así las cosas. No se si te servirá de algo mi experiencia pero al menos nos comunicamos hehe.
      Saludos!

  29. Es muy interesante…

  30. En verdad un tema bastante interesante por su actualidad y repercusión en el presente.

  31. Es fabuloso el artículo, en mi caso soy una mujer de 51 años he vivido las 2 partes de experiencia Ser madre y Ser hija, como hija me solté de mi madre con dolor y logré afirmarme bien en la tierra logrando una hermosa familia no dolió solo avancé en mi trabajo espiritual me empoderé en mi y fui fuerte, pero el dolor fue como madres ver partir a mi hija la odio llore y la encontré egoísta por que no se preocupo de su madre encontré que ella me abandono, siendo que en el fondo ella estaba haciendo lo mejor para su vida y lo mas correcto ha pasado un año de su decisión de alejarse y al mirar hacia atrás ya eran demasiados las contradicciones que manteníamos en vez de ser felices eran agras, lo mejor de hoy que la veo una mujer fuerte, firme y exitosa laboralmente, ahora doy gracias a Dios por ayudarla avanzar y ser lo que es hoy en día una hermosa y fuerte mujer profesional

  32. Estoy muy interesada en el tema. Mi historia es muy dura y tengo una hija que estes entrando en la adolescencia.

  33. Todo resonó conmigo. Ahora comprendo más mi relación compleja con mi madre y hace días creí eso. Me llegó la información que mi especie de actitud rebelde es por sanar mi linaje materno y a su vez empoderarme para lograr una relación más equilibrada con ella. Gracias por compartir esta valiosa información.

  34. Me parecio excelente éste artículo, me hizo pensar mucho, en cosas en las que nuca habia pensado, ya llevaba varios años sintiendo la falta de la sensación ficticia de una madre, la que fuera, vivía lejos de mi madre física y en un país frío, mi instinto me decía que le rogara y le suplicara a la madre Tierra que me diera ese abrazo, también la abuela Luna, lloraba, o sea que pasé pequeños duelos, sin saber lo que estaba haciendo, mi desazón era tal que me quedaba a dormir en las playas de ese lugar frio, sobre rocas, cercanas al fuego que se iba extinguiendo mientras pasaba la noche, el abrazo de la madre Tierra era tan frío como el de mi madre fisica, su profundo y ancestral poder sobre mi persona era tan aterrador como el que mi madre física quería y quiso siempre tener sobre mí, pero nunca imaginé que la respuesta fuera ésta, el darme a mi el chance de ser mi propia madre, de darme los cariños y el cuidado que mi madre nunca me dará. Mas sin embargo, me gustaría saber una cosa, iniciación implica que la hija vuele y no vuelva más?

  35. Tremendo artículo después de casi veinte años hoy puedo mirarla a los ojos y decirle gracias a mi madre la guerra fue extensa y sangrienta millones de veces mori de amor y dolor
    Muchas gracias! ♡♡♡

  36. Gracias. Excelente artículo.Creo que sí la voy viviendo esa ruptura. Es dolorosa y como caminar con un vacío en el pecho. A la vez de que es hermoso sentir el aire pasar…por otra parte creo que es un proceso. Y a veces que funciona como un espiral sin fin. Cuando creo que estoy duelando, descubro que estoy siendo leal a otra falsa creencia arraigada y no quiero responder por el amberso solamente sino ser libre de elegir y tomar mis propias decisiones. Pero realmente decido yo? No es tan sencillo diferenciar lo que elijo de lo que la cultura me inculcó.

  37. Muy, muy interesante. Gracias por compartir. Quisiera más información al respecto por favor.

  38. Me pareció muy descriptivo de los procesos que una lleva en la relación con la madre en las distintas épocas de la vida desde la niñez y la dependencia con la madre; la adolescencia y los conflictos de identidad; la experiencia maternal y la época de la vejez de las madres. Se angustió de mi liberación pero me dejo ser yo creo….

  39. Quiero ver este taller, el costo y las fechas. Muchas gracias por poder abrir otros campos del corazòn sin importar la edad

    • Hola Guadalupe. Encontrarás toda la información sobre “Las Cuatro Lunas en Mí” en la siguiente página: http://mujerciclica.com/curso-online/. La próxima edición empieza el próximo 9 de diciembre. Un abrazo.

  40. Estoy interesada tengo 31 años estoy pasando por eso
    No se como sobrellevarlo o como cerrar eso
    Matriarcado familiar somos perros y gatos mimadre y yo
    Me duele pero no se como continuar me gustaria obtener
    Mas informacion.
    Gracias

  41. Por fin entiendo, A través de este artículo de dónde vienen los problemas tan serios con mi madre y su rechazo hacia mí, muchísimas gracias me encantan los que mandas y lo que escribes!!!

  42. bueno,gracias por estebarticulo,ha puesto las palabras exactas a lo que estoy viviendo..he sido el.paño d lagrimas d mi madre toda mi vida(tengo 40) y la niña buena…
    Hace 3meses me he separado,y no lo acepta,aun sabiendo que he sufrido exactamente igual que ella,y no entiende que no quiero que siga esta historia en mi hija,no soporta que haya hecho lo que ella deberia d haber hecho hace años…
    pero por otro lado..me siento liberada,he dejado d ser la niña buena,y de hecho,mimpadre no me habla,y mi madre me hace reproches como nunca antes..pero siento que he hecho algo por mi misma…
    un saludo

  43. Informes del curso
    Gracias

    • Hola Avigayil. Encontrarás toda la información sobre “Las Cuatro Lunas en Mí” en la siguiente página: http://mujerciclica.com/curso-online/. La próxima edición empieza el próximo 9 de diciembre. Un abrazo.

  44. Pueden facilitarme por favor más información a cerca del curso. Gracias.

  45. Muy interesante , estoy en ese proceso doloroso , gracias

  46. Hola pues sí que me ha resonado. Siento que Estoy en este momento.
    Gràcies por la traducción. Me gustará recibir mas info hacerca de ello.
    Un abrazo

  47. Realmente es muy regenerador y alimenta el alma el artículo, ya que el sentimiento de culpa es muy castrador en esta sociedad patriarcal. La propia sociedad se desentiende de las necesidades básicas de la propia evoluciión humana, creando ciudades deshumanizadas y cargando a las hijas para atrofiar su crecimiento y evolución. Es difícil pero no vamos a parar en crear espacios externos e internos donde podamos ser libres sin ese sentimiento de culpa.Me gustaría poder seguir recibiendo informaciòn sobre temas tan interesantes.

  48. Este fabuloso articulo me ha resonado ya que hace poco que he hecho una constelación y he trabajado la relación con mi madre. Se hace mas evidente en mi caso porque vivo con mis padres y me cuesta ser yo misma. Pronto encontrare trabajo y podre independizarme com mi hijo.

  49. Es mi lucha en este momento, mi esfuerzo y mi meta, soy madre y abuela y perdí a mi madre hace dos años y aún no puedo encontrar la respuesta a mis conflictos.

  50. Me interesa el curso “Las cuatro lunas en mí”

    • Hola Carmen. Encontrarás toda la información sobre “Las Cuatro Lunas en Mí” en la siguiente página: http://mujerciclica.com/curso-online/. La próxima edición empieza el próximo 9 de diciembre. Un abrazo.

  51. Arrasada por el pasado con la muerte de mis hermanas más pequeñas que yo,y la insistencia de mi madre en tener otro hijo, aún con mi padre en estado de internación psiquiátrica por problemas que nunca entendí, porque siempre despreciaba a sus hijas………..
    Luego de su partida, mi madre se aferró a mi hermana menor que nació al año del fallecimiento de mis hermanas, siendo quien me ocupaba de la casa, también de mis hermanas, porque mi madre trabajaba…….
    Nunca pude establecer una relación sana, siempre descubría quer me querían sacar de encima………. Hasta que hice el corte, sí se sufre, pero no quiero que le suceda a nadie, es muy malo para nuestra vida que nuestra madre nos de un beso, diciendo que nos extraña, y luego nos confronte con sus comentarios con otras personas, en verdad soy muy dura para decir lo que siento, y si amo, amo sin fronteras, pero el disimulo, no…Gracias por el artículo,lo voy a
    compartir!!!!!!!!!!!

  52. Hay algun artículo disponible del mismo tema pero en relación al padre? Me interesa muchisimo! Gracias!!!

  53. Estupendo este artículo, yo he tenido la gran suerte de sanar este vínculo con mi madre a través de Constelaciones Familiares, un trabajo muy potente y esclarecedor, un proceso que lleva su tiempo pero que cuando ves los resultados es muy muy gratificante, todo se va poniendo en su lugar y aprendes a aceptar e integrar y a dejar de estar en lucha y demandante.

  54. Lo más hermoso es leerlas a todas en general, que rico empezar con los cambios , eso me llena de energía. Un abrazo a todas, y gracias por las palabras.

  55. Muy buen artículo

  56. Excelente artículo, soy Madre e Hija, a mis 64 años me doy cuenta el dolor sufrido por seguir acatando patrones patriarcales y un falso y destruido yo…. En este minuto me estoy adueñando de mi ser para sanar y crecer y si Dios quiere prepararme como abuela….Mil Gracias, me llega como anillo al dedo… Abrazo!

  57. Durante mi vida he observado esa parte que me confronta con mi madre, esos desacuerdos. Veo que ella parte de una visión muy patriarcal donde el hombre tiene mucho a su favor y la mujer muy poco, eso me duele y ha dolido durante mucho tiempo, hasta que descubrí su forma de ver la vida, quizás sea debido a esa forma que ha influido durante años en toda la humanidad, sistemas de poder donde la figura central ha sido el padre, negandole a la mujer su valor, un valor que su accionar las acciones de la mujer son no reconocidas ignoradas por la historia, cierto que hay culturas que la reverencian, pero solo ciertas facetas de ella no en toda su magnitud.
    Se juzga con dos varas una al hombre y otra a la mujer, estos patrones culturales han sido muy marcados el desprecio o menosprecio a la mujer es evidente hasta nuestros días en múltiples ámbitos: profesional, familiar, social…Nos falta un cambio en estructuras, empezar nosotras mismas a ser parte de ese cambio, de amar a la mujer en su justa dimensión de ser humano. Para mí ha sido conflictiva la relación con mi madre por esa desigualdad en algunas cosas, Siento también cierta lejanía, alejamiento de ella, es un poco difiicl poder separar el amor que se siente de la aceptación. Indudablemente hay cosas que aun cuando amemos a alguien no aceptaremos, aunque no dejemos de amarlo.

  58. No hay nada más patriarcal que la separación/ruptura entre madre e hija… ella también fue hija y es mujer… es el primer lazo potencialmente sororial

  59. Lo he leído y digo qué precio tan alto pagamos las mujeres en una cultura patriarcal, reproducimos lo que nos envilece….Nos culpamos a nosotras mismas y a nuestras madres por el designio cultural del ejercicio del control sobre las mujeres… Estoy de acuerdo, pero habría que reforzar la idea de control y dominio del que no han podido salir las generaciones anteriores para no volver a culpabilizar a nuestras madres… Ellas no han tenido los recursos, ni siquiera imaginan que estan reproduciendo disposiciones que están màs alla de sì mismas….Sí, lo dice el artículo, pero por los comentarios que leo eso se pierde… Y se vuelve a culpar a las madres cuando detràs, delatnte, abajo por encima está todo un dispositivo de dominio sobre ellas han les impedido llegar a una autoafirmaciòn de ellas mismas… Mi propuesta es que leamos con cuidado…Gracias. Saludos

  60. Muchas gracias! Es realmente muy esclarecedor. Explica cosas que me han estado sucediendo y ayuda a aprender también cómo actuar como madre. Estoy segura de que es posible perdonar y revincularse con la madre ya que si no ha logrado empoderarse seguro es por miedo o falta de apoyo…

  61. Muchas Gracias. Este artículo me ha llegado en el momento exacto. Hace unos cuatro años que vivo sola,sin pareja y lejos de mi familia. Ha sido duro, pero a la vez muy enriquecedor para mi propia persona. He madurado y ahora comprendo de donde provenía mi “yo falso”. Sin embargo, estoy aún en el camino. Recientemente mi padre ha fallecido y mi madre ha quedado con ella misma y nadie más. He sentido la impotencia de no poder arreglar su dolor, repararle toda su vida y de no poder hacerle feliz. Sin embargo, me doy cuenta. Tengo que continuar y dejarle a ella continuar su camino. Estoy en el proceso y a decir verdad es muy doloroso, duele bastante. Pero comprendo que es necesario y que al final, la relación con mi madre y mi familia madurará aún más. Por mi Padre doy gracias por todos los pedazos de vida compartidos y por mi madre pido, que encuentra su “Yo auténtico”. Verdaderamente, lo deseamos y necesitamos. Gracias.

  62. En mi proceso, ya pasé por esto, estoy en la fase de respetar el proceso de mi madre, que recorra su camino. Es singular la situación en mi familia porque quién fomento el patriarcado, fue precisamente mi madre. Mi papá nos amo tal cuál somos y nos dio la libertad de ser <3

  63. Hola a todas. Este artículo es perfecto. Estoy haciendo un trabajo con bioneuroemoción para sanar este vínculo con un terapeuta muy bueno.

  64. No es fácil! y mucho menos en esta sociedad machista latina, pero lo hice, he persistido y triunfado! Lo logré!

  65. Gracias por este artículo. Comparto el proceso en este momento de mi vida, y justo esta semana me he dado cuenta de qué era ese malestar que sentía, y precisamente la herida de mi linaje materno es la que me ha estado doliendo ultimamente… Sólo que no lo veía tan claro.

  66. Este artículo resuena en mi. Muchas veces he intentado alejarme de mi madre, romper ese lazo de dependencia sin exito, y sintiendo una gran culpa por ser yo. Quisiera ver un poco más de información al respecto.

  67. Es lo que estoy viviendo…Qué alivio encontrarlo escrito y que más personas viven lo mismo.. Ahora lo que necesito es vivir mi duelo y ser yo madre de mí misma… La gran madre es el universo y ahí me alimento… Gracias a todas las mujeres del mundo… Nuestra unión es la esperanza de la humanidad.

  68. Ha sido para mi muy fuerte tener que distanciarme de mi madre y mi familia, pero con dolor entendí que no podía sacrificar la felicidad de ser yo misma por cumplir estándares que garantizan la tranquilidad de los que amo.
    Gracias por el artículo, el proceso es doloroso pero tiene satisfacciones.

  69. Doy gracias que no todas las madres son así, a mí la mía aún ahora a mis 39 años me enseña. Con su ejemplo de vida a ser quien lleve las riendas de mi vida a no vivir bajo ningún hombre, me educó Para ello, con tres hermanos varones, no hubo distinción sino todo lo contrario. Me exigió superación, seguridad en mi, a desarrollar mis talentos, lo que se me da bien, formarme para tener el futuro que yo quisiese tener, no hacer como la mayoría de mujeres como nuestras abuelas y muchas madres, que dependen de un hombre y tragan y callan por cultura y patriarcado. Hoy doy gracias a tener la madre que tengo. Y doy gracias a que el mundo cambia y las mujeres de hoy en día y las que vienen tienen claro lo que quieren y lo que no.

  70. Muchísimas gracias!!y al leer el artículo me he identificado con las fases del proceso.

  71. Este artículo me llegó a través de mi hermana. Tengo 57 años y salí de mi casa a las 21 años. Siempre tuve muchos interrogantes acerca de lo que pasaba en las relaciones familiares, yo no entendía nada. Me fuí, soy madre de dos hombres. Mi papá murió hace 3 años y eso fué lo que destapó y aclaró todo en mi vida, siempre vi a mi papá y mi mamá como un todo y apenas el se fué me dí cuenta de la verdadera relación con mi mamá y es tal como ustedes la muestran en este artículo. Ha sido muy doloroso para mí, pero me alegra haber podido entender lo que pasa y poderle hacer frente, es muy duro…..

  72. Yo perdí a mi madre a los 23 añosy me casé enseguida por el vacío que dejó pero hasta el dia de hoy siento que me hace falta. Fui única hija y dios me dio 3 hijos, 1 varon y dos mujeres, pero ellos se fueron a vivir solos o con su pareja, pero no vienen a verme. Estoy muy sola y ese recuerdo me hace mal pero está bueno cortar, saber que ellos estan bien y algun dia vendrán a verme Muchas gracias. Ana

  73. Siento un profundo agradecimiento por compartir esta valiosa información, ahora entiendo tantas cosas de esa relación tan desapegada y conflictiva que tengo con mi madre, me ayudó a comprender que lo único que yo estaba haciendo era formar mi propia identidad e individualidad, que estaba rompiendo con los hilos patriarcales que mi madre había impuesto en mi, sigo en paz porque me doy cuenta que voy por el camino correcto, mil gracias!!!

  74. Me sentía sola en el asunto.
    Siempre he pensado que mi madre no me ama al manos como a mi hermano.Tan mío me parece el artículo y tal es mi asombro al leer las notas de otras lectoras.
    A mi madre siempre le ha parecido que yo tengo mucho y como que me da la sensación de que piensa que no lo merezco.
    Cuando me gradué de la Universidad mi esposo me regaló un carro usado, lendo y bueno, pero nada caro. Lo primero que ella dijo fue que era demasiado para mí.
    Ese tipo de comentarios se repiten a lo largo de los 40 años que lelvo siendo mayor de edad. DEmasiada beca, demasiado lujo, demasiada ropa,etc. Todo lo que la vida me ha dado o me he ganado ha sido demasiado a s sus ojos.

    Hoy me encuentro más reconfortada al ver que es algo cultural.

    Bendiciones.

  75. Que profundo, claro, una madre inconscientemente no podrá dar más amor si ese amor no es correspondido y viceversa, y una como hija pese a todo siempre busca la aprobación, y la madre sentirá rencor sin saber por qué, y culpa quizás también por sentir rencor, qué profundo, se lo he mandado a mi madre también para que lo lea, mucho que preflexionar, y pensar en como llevar a cabo ese duelo… Gracias

  76. Gracias de todo corazón. Admirable como se ha tratado un proceso, del que poco se habla y que experimentan muchas mujeres en la actualidad.

  77. Buenas tardes!

    Es increíble la carga que ha ido pasándose de generación en generación respecto a la visión patriarcal de la familia.

    Soy la pequeña de una familia muy amplia y sabia de mujeres que sin darse cuenta han recibido y pasado este tipo de mensajes tan arraigados generación tras generación.

    Cada una de nosotras llevamos dentro de nuestro cuerpo un mensaje que es difícil de gestionar, y que en muchas ocasiones puede causar mucho dolor cuando pretendes ‘ser libre, autentica y real’, es decir, mostrarte tal cual eres.

    En este momento, estoy en un proceso de quererme tal cual soy, de cuidar de mi, ya que como muy bien explicáis, parece que es algo que una gran cantidad de mujeres anhelan, y al no tener cubierta esta necesidad, no saben soltar ni a sus madres ni a sus hijos, y creen en lo más profundo que están aquí para cuidar, dejándose a un lado. Abandonan lo que ‘son’ porque es la codificación que traemos.

    Cuando me paro a analizar el dolor de las mujeres de mi familia, me doy cuenta de que cada una de ellas, a pesar de estar tan codificadas, han sabido soltar pequeños lastres y en ocasiones han podido ser repudiadas…

    El mayor de mis deseos es poder cortar con este linaje con este peso, antes de ser mamá. Desearía que las nuevas generaciones ‘puedan ser’ tal cual son.

    Nunca pensé que decidir ‘ser’ y cuidar de ti misma, y sólo de ti misma, fuera algo tan doloroso. Como decís, este duelo hay que experimentarlo, llorarlo y perdonarlo. Es empezar a vivir de nuevo, experimentar y dejarte llevar. En ocasiones aparecen sentimientos de culpa (tanto hacia ti como hacia los demás), pero puedes darte cuenta de que es la herencia recibida, y que estás aquí para romper con esta historia.

    Historia que se ha utilizado para controlar y someter a seres tan maravillosos como son las mujeres. La naturaleza nos ha dotado de la capacidad de ser ‘facilitadoras’ de nuevas vidas, libres de experimentar lo que es vivir en la tierra. Las hembras mamíferos observan desde un lado a sus crías cuando están preparados para cazar y jugar, y cuando llega el momento se separan para comenzar vidas completamente separados. No existe ese ‘vinculo a lo largo de la vida’, que puede llegar a ser un peligro para la supervivencia de la familia.

    Podemos ser una nueva generación de mujeres que respeten y amen a sus abuelas, madres e hijas, y ‘las suelten’ en la selva de la vida.

    Gracias por este texto, estas palabras tan sabias que pueden ayudar a tantas personas, como lo han hecho conmigo.

    • Gracias!!!!!! MIL GRACIAS!!!!!!

  78. Buenas tardes, no sabia que estaba rompiendo con el linaje materno, sí supe que si mi madre no era feliz yo no he venido al mundo a ser otra cosa que feliz, incluso le di a ella pistas a mis 18 años como serlo… Pero no lo entendió o no supe explicárselo… Yo elegí y sigo a la fecha el camino elegido transmitiendo a mis hijos que yo soy feliz, si ellos lo son sere doblemente feliz respecto de cada uno de los tres … Muchas gracias.

  79. Hablaba recientemente con una amiga de esto, pensé que era mi conflicto personal, pero ahora me doy cuenta la magnitud que tiene el tema y me sorprende leer los comentarios de tantas mujeres a quienes también les ha pasado. Estoy iniciando mi proceso y ahora mismo leer este articulo me ratifica que estoy haciendo bien. Mi madre pasa por una enfermedad, la estoy acompañando, pero entiendo que es su responsabilidad salir de ahi.

  80. Tuve la suerte de sanar con mi madre, antes de su fallecimiento unos meses atrás. Desde niña siempre sentí que ella me veía como competencia, soy la mayor, fui mas afín con mi padre en muchos aspectos, pero después de mucho trabajo interno logré entender y dejar de sentirme culpable. Ahora, tengo que liberarme de mi forma de relacionarme con mis hermanos, es algo que aun no encuentro el hijo de como empezar a empoderarme y dejar la culpa atrás. Gracias por la lectura, es amplia y en detalle, y ojalá mas mujeres entendieran este tema tan básico en sus vidas, lo veo a diario, mujeres que hablan de lo mismo, y acarrean la culpa a lo largo de sus vidas.

  81. Gracias por el articulo. Qué sensación de alivio siento al saber que estoy en el camino correcto…que somos muchas las mujeres que sentimos que hay “algo” que no habíamos podido comprender antes de este artículo y que podemos ahora liberarnos por la vida que han llevado nuestras madres que en la mayoría de los casos se traduce en la nuestra en su desaprobacion, sus ironías, sus exigencias y una ausencia total de aceptación de quienes somos sus hijas..

  82. Me encantó, es justo en el momento en que me siento en mi vida, cortando los hilos del patriarcado, reclamando mi iniciación y mi poder aunque suene algo brusco, siento que el poder no se puede negar fue lo que nos dieron

  83. Me encantó el artículo… Estoy en el camino… Espero de corazón poder iniciar a mis hijas en su empoderamiento e independencia personal!! Libres!!!

  84. Gracias por compartir!! Me saltaron las lágrimas en algunos párrafos… porque es así. Ya llevo un par de años abriendo mi conciencia, pero este duelo todavía no lo tengo superado. Es largo y doloroso, quizás lo más difícil para mí es la eterna sensación de no poder ayudar a mi madre, junto con el dolor de sentir que cuanto más me acerco a ser mujer, más me rechaza; lo que me hace volver a la niña interior herida, que se hiere aún más por comprobar una y otra vez que su madre jamás la va a querer como a ella le gustaría que la quisiera.
    Un abrazo a todas

  85. Estoy dispuesta para trabajar en la madre iniciática. La maga, la bruja, la que unifica la evolución femenina. Gracias por su artículo, me llegó en el momento perfecto. Estoy a dos días de celebrarle el cumpleaños a mi madre y no sabía qué hacer. Ahora, no me preocupo, solo quiero estar atenta para observar su renacimiento. Gracias !

  86. hola! Este artículo me pareció por más oportuno por la situación mundial que estamos viviendo. Trabajar en micro tendrá un impacto macro. Quiero preguntarles si saben de algunos ejercicios ya sea de meditación o didácticos para trabajar el tema. GRACIAS!!

  87. Muchas gracias… Me encontré en cada palabra…

  88. Me doy cuenta que desde muy joven he estado buscando esa autenticidad. Siempre he tenido desacuerdos con mi madre hasta por pequeñas cosas. Hoy, a mis jóvenes 20 años, la relación con mi madre es distante y a veces es un constante ataque al ser que soy. Este artículo me cayó muy bien para comprender el porqué de esa distancia con mi familia, porque yo he estado en constante lucha contra la crianza patriarcal que se me ha querido imponer, porque de entre mi madre y mi hermana tuve el valor de demostrar que como mujer soy un ser poderoso, soy un ser independiente. Y a pesar de aún vivir con mis padres, sé que no debo sucumbir, sé que debo proteger mi lugar como ser de luz en el universo así eso me cause un distanciamiento con las personas que amo.

  89. Me parece muy valioso el artículo, mas peligroso en el sentido de que se quede la idea principal en la ruptura del linaje materno. Yo no creo que deba haber ruptura. Al contrario, creo imprescindible tomar el linaje materno, ¿y cómo se toma? Cuando aprendí a protegerme de él, incluyendo las ideas patriarcales que emanan de ahí. Así, en honor a todo lo recibido de todas esas maravillosas mujeres, puedo emprender mi camino hacia mi mujer. Tomando de ellas la fuerza….

  90. Yo empecé a padecer esta ruptura con mi madre desde que tenia 17 años. No le gustaba que empezara a ocultarle cosas y que escribiera en mi compu y no le mostrara lo que escribía, no se lo quería mostrar porque eran cosas solo mías y no quería que nadie las viera. Siempre sentí que tenia mucha envidia ante cosas que yo hacía bien y que ella siempre quiso hacer, más que todo en cosas de arte, pues yo escribía, pintaba, cantaba pero mi madre odiaba tanto que hiciera esto que decidí dejar de hacerlo. Me impuso la carrera que estudié, que aunque me haya gustado no era la carrera que yo quería. La ruptura más fuerte fue cuando me fui a estudiar a Argentina (soy de Colombia) junto a mi novio. Al año de estar allí mi madre me visitó y al ver que tenía costumbres super diferentes, desde como lavar el piso hasta como peinarme, de que hacía comida diferente, de que le demostraba tanto amor a mi novio que hoy es mi esposo, empezó a odiarme más pero como no era capaz de decírmelo empezó a transmitir ese odio hacia mi esposo, diciendo atrocidades de él, buscando que me separara de él. Lo curioso es que mi madre es madre soltera y siempre añoró un esposo y ahora que yo lo tengo, bueno, no quiere que lo tenga y así siguió reflejando su odio hacia su única hija, su única familia. Para mi era incomprensible al inicio, no entendía porque me hacía esto. Luego de tratamientos como mi psicóloga entendí de que no debo sacríficar mi felicidad por hacerle entender a mi madre que no soy mala persona, que lo importante es que yo esté contenta. Luego de que comprendí lo dice este artículo, mi madre al ser de una cultura muy patriarca y que no pudo ser aceptada en la sociedad por ser auténtica tiene miedo de que ese rechazo me lo transmitan a mi, quiere que uno sea lo que ella nunca pudo ser a su manera, no a nuestra manera. Ahora vivo alejada de mi madre, trato de no hablar mucho con ella pues me afectan mucho sus palabras diciendo lo mala hija que soy y de por qué no puedo ser como otras personas (me compara mucho. Hace 3 años que no vuelvo a mi ciudad, no la veo hace 3 años, ayer después de 3 meses la llamé por su cumpleaños. Pero ya no me afecta este distanciamiento, ya sé que va a ser así y nada va a cambiar y ya simplemente me aferro a mi vida de una mujer auténtica.

  91. Excelente artículo, desde que leí “Mujeres que corren con los lobos” en el 2003 no me había maravillado tanto con ésta mirada a vínculos madre/hija. Desafortunadamente, es mi diario vivir. La búsqueda de la autenticidad es mi motor. Si bien, se hace muy duro a veces ya que vivo con ella y los lazos tóxicos y manipuladores apretan duro. Estoy bastante afectada en todos mis niveles. Ser más consciente a veces me desespera ya que quisiera salir ya de ésta situación y hay que tener paciencia mientras es el momento para dar el gran salto y definitivo. Gracias de nuevo!!!

  92. Cuando una quiere ser una misma, libre y feliz, hay que ver qué pesada se hace esa ruptura con la madre y otras figuras femeninas más tradicionales y ancladas en ‘lo que debe ser’/patriarcado. Creo que esto sólo llega a su fin cuando una dice basta y se niega a seguir sufriendo por los demás, porque no los podemos ni debemos cambiar, aunque a veces se nos(me) olvide. Me gustaría hacer este curso! Y me alivia no estar sola ni ser la única a la que le pasa esto. Besos a todas.

    • Me identifico mucho con tu comentario, en este caso figuras de autoridad de 5 hermanas mayores que me anclan a un estilo de vida que no me corresponde me hacen sentir falsa pero si me alejó me siento culpable. Ahora se me aclara el panorama, no para algo destructivo si no para buscar mi autenticidad como persona

  93. Gracias! Gracias! Mil gracias! Este artículo llega a mí en ESE momento especial. Cuánto me ha servido. Abrazo inmenso.

  94. En lo más profundo de mi ser agradezco este artículo, q me ha ayudado a entender y querer más a mi y a mi madre, a mis ancestras. Gracias también a las mujeres q escribieron, pues pude leer y no sentirme extraña, pues no fui la única con la q se enfadaron, ni la única q me tuve q alejar para cuidarme. Tampoco he sido la única en ir volviendo despacio y de otra manera. En todo este proceso he podido aprender q detrás del enfado inicial, guardo muchísimo dolor, ahora, estoy aprendiendo a soltarlo. Y sé, q detrás del dolor, se esconde un profundo amor. Gracias por vuestras historias, me han hecho sentir más fuerte para seguir con mi duelo

  95. Gracias por este increíble articulo..

    Ha llegado justo en el momento que tenía que llegar.

    Me encanta como cada vez nos unimos y nos abrimos más!

    Fuerza guerreras.
    Un abrazo.

  96. Hola, mujeres hermosas!
    El artículo es extremadamente interesante, por su contenido y por todo lo que nos movió en nuestro interior.
    Con el permiso de la palabra escrita, yo le cambiaría el título o más bien una palabra, en lugar de “ruptura” pondría “reconciliación”, reconciliación con la madre, con la esencia femenina que llevo dentro.
    Por supuesto que me identifico con la mayoría de ustedes en la relación con mi madre física en este planeta, como también a bien venir de mi salud física, mental y emocional, me alejé físicamente de ella lo más que puede, je,je, es en serio! sin embargo, estoy segura, por experiencia propia y ajena, que la vida nos la vuelve a presentar con otra cara, en cara de otras personas que nos topamos en la vida cotidiana, hasta que nos cae el veinte que, voy a hablar en primera persona, hasta que me cayó el veinte que mi peor enemiga era, yo misma, y al ser yo misma, yo auténtica, es cuando voy y abrazo a mi madre, y me convierto en mi propia madre, sin darle en la madre a mi madre física, pues. y también abrazo a mi padre, a mis hermanos, a mi vecina, a mis amigas y amigos. Estoy segura que antes no podía tener relaciones afectivas sanas con los hombres porque estaba encabronada con mi madre, o sea, conmigo misma, con la esencia de la sagrado femenino en mí, era un hombrecito vestido de mujer y comprendí una de tantas cosas, entre ellas: acaso, ¿un cabrón quiere acostarse con otro cabrón?, bueno un cabrón y un machito si. pero un hombre con otro hombre, no. un hombre quiere una mujer, como una mujer a un hombre.
    Es comulgar con nuestra Alma Gemela (la divinidad en mí, como hacer el amor con mi pareja), mmhhhh. Vivir desde el Amor y no desde el miedo. Ya estamos en esa frecuencia, El Amor, el amor… es la llave, la llave maestra. Las amo.
    La Peña.

  97. De todo corazón, muchas GRACIAS por el artículo. Esto mismo estoy viviendo, y aunque trato de liberarme hay algo que me arrastra de nuevo al pasado. Con estas palabras he entendido que debo hacer el duelo y dejar de sentirme culpable volviendo a intentar rescatar a mi madre ocupando su sitio, incluso. Quiero cortar el cordón. Se lo debo a mi hijo… y a mí misma.

  98. Hola buenas, soy varón y estoy pasando por muchos pasajes de los que contiene este artículo. Yo me identifico con la hija de la que se habla aquí. Soy el hijo menor y tengo una hermana.

    Leo y entiendo muchas cosas. Entiendo mucho de lo que ya he hecho por impulso y eso me tranquiliza de algún modo. Es decir que he estado actuando con buena fe y por el bien de todos, el mío sobretodo, pero el de mi madre también por supuesto.

    Pero hay algo que me deja intranquilo. Está enfocado y muy coherentemente hacia madre/hija, al modelo patriarcal…como debo de ver mi papel en mi familia? cómo debo entenderlo, cómo varón digo.

    gracias a todas.

  99. Mi hija creció muy libremente… No estoy de acuerdo con que se generalice es un tema… Donde las mentes estan ávidas de respuestas, ojo !!! No es sano, no generalice por favor, ya que la gente esta enferma.

  100. HOLA.
    BÚSQUEDA Y LUCHA DESDE PEQUEÑA POR UNA SITUACIÓN DE CONFLICTO HERIDAS Y DOLOR CON MI MADRE Y MIS ABUELAS, LAS MUJERES EN MI VIDA ESTÁN MUY MARCADAS Y NO ME SIENTO CÓMODA AL RESPECTO. CON MI MADRE SE ABRIERON HERIDAS PROFUNDAS DESDE MI NIÑEZ Y ME LLAMA LA ATENCIÓN QUE CON MIS ABUELAS SUCEDE IGUAL, ES COMO UNA CADENA. DESEO SANAR, SANAR-ME, QUERÍA AYUDAR A MI MAMA Y POR ESO LA REFUTO TANTO, PERO DESPUÉS DE LEER ESTO ENTIENDO UN POCO MAS. ELLAS ME HAN APOYADO TANTO PERO AUN ASÍ SIENTO QUE ME HIEREN Y PRESIONAN. INVESTIGO, LEO, VOY A PSICÓLOGO Y ESTOY TRABAJANDO LA FE. MI DESEO ES SANARME
    GRACIAS.

  101. Encontré este artículo cuando había empezado hacer la carta del duelo con mi Madre y me impactó ver como concidía todo conmigo y la fuerza y la seguridad que me aportó.
    Decidí hacer el duelo y apartarme, para mí fue muy duro por que en ese tiempo terminaban de operar a mi madre , le presté los cuidados necesarios y cuando vi que estaba fuera de peligro, decidí hacerlo por mi bien, no me sentí mala hija, era una fuerza interior que cobra una fuerza de sacar mi valor como mujer, ya que desde niña fui maltratada por mi madre y padre con trabajos duros e insultos, ahora lo veo de otra manera y siento que he sanado el pasado, me siento libre.

  102. Ayer fue el día de las madres, y a pesar de que hice todos los arreglos para estar con mi madre, no se realizó, me senti muy triste, acongojada, pero este buen artículo, me volvió a la realidad, que todo es bueno para mi, es bueno por que este episodio fue preciso, justo lo que necesito para seguir en mi camino, espiritual, que ya elegí, gracias.

  103. Infinitas gracias por publicar este artículo! Hace tiempo vengo preguntándo quién paga precio más alto…si la mujer que acepta el rol sumiso para sostener un matrimonio a costa de su propia individualidad, o la que lucha por buscar su propia ser aunque quede sola y sea excluida de la familia por no continuar el linaje…… Creo que pertenecemos a la generación que tiene la misión de cambiar y poner en evidencia al patriarcado. Fui educada para ser una esposa devota y sumisa, me divorcié a los pocos años de casada porque me negué a ocupar ese rol. Tuve que romper el molde para no repetirlo con mi hija, puedo decir que lo logré, las heridas y cicatrices que quedaron en mi alma son muy profundas pero valió la pena.

  104. Me viene como anillo al dedo. Mil gracias a keydi perez q me apoya y por ser tan asertiva. En mi terapia. Esta lectura me dio el valor que necesitaba para seguir afelante con mi crecimiento como mujer libre y feliz.

  105. Yo tuve la suerte de que mi madre (no sé si de forma consciente) me dijese que era incapaz de seguir ayudándome emocionalmente. Tenía 18 años, y para mi fueron las palabras más liberadoras que he escuchado en mi vida.
    Por un lado me hacía ver a mi madre más humana, con sus faltas y sus virtudes equilibradas, sin edulcorar. Y por otro, me brindó la oportunidad de buscar fuera del hogar mi propio camino.
    Cuando digo que ella no fue consciente, es porque aún hoy me sigue intentando controlar todo lo que hago, o me intenta hacer sentir mal por situaciones que no tienen la mayor importancia.
    Mi alejamiento de ella me permitió ver, desde la distancia emocional, cuanto sufre ella por nuestra separación, pero también me hizo consciente de que ella debía luchar y aprender a tener su propia vida.
    Por que una de las directrices de mi vida actual es que nunca jamás voy a dejar de aprender.
    Un saludo a tod@s.

  106. Mil gracias por poner en palabras lo que con seguridad a muchas se nos ahoga en la garganta. Como hija me ha costado mucho entender como esos hilos del linaje patriarcal envolvieron a mi madre, a veces hasta hacerle renunciar a sus sueños, o bien luchar camuflada en un rol impuesto por el medio, por un poco de empoderamiento personal como mujer. Como mujer comprender el valor de mi aporte desde la trinchera que yo haya decidido adoptar, por otro lado como madre de una mujer el intentar ser la iniciadora de ese desprendimiento, y como madre de un varón el iniciarle también en una convivencia sana, respetuosa e integradora

  107. Hola, me pareció excelente este artículo Tanto que me hizo derrammar lágrimas. Hace mucho tiempo que trato de distanciar la relación que tengo con mi Madre y me resulta muy dificil. Es una mujer egoista que permanentemente reclama y despotrica de sus hijos. No hace nada por ella, vive sola y jamás nos convoca a un día de amor. Por otro lado tengo dos hijas mujeres y trato todo el tiempo de ser lo contrario de mi madre. Aveces estoy extenuada y he llegado al punto tal que me angustia tremendamente visitar o acompañar a mi madre en su día a día. Ella fue la hacedora y ejecutora de todo en nuestra niñez y siempre Mi padre , a quien siempre adoré, jamás supo imponerse a esa mujer. A mis 56 años aun me siento ausente de amor materno.
    Gracias. Un beso enorme

    • Amate,cuida de ti,crece y libérate de culpas y remordimiemtos. Reconcíliate con tu madre a la distancia. Y sigue tu camino personal para sanar y ser libre.
      Yo ya no gasto más palabras en alguien que no quiere escuchar ni entender,en alguien para quien quizas cambiar ya es imposible (aunque sea penoso).
      Cada cual a su camino… Miro hacia atrás con amor,y sigo,con más amor en mi vida,por mi y para mi.

  108. Hola justo me identifico con lo que dice el artículo totalmente como puedo localizarte para constelarlo y así liberarme para empoderarme????

    • Hola Erika. Nosotras no hacemos constelaciones. Un abrazo.

  109. Deseo saber sobre el curso no line. Deseo profundizar sobre el tema.

    • Hola Ana. Tienes todos los detalles sobre el curso online Las Cuatro Lunas en Mí en esta página: http://mujerciclica.com/curso-online/ Empezamos una nueva edición una vez al mes, con cada lunes de luna negra (o cercano a la luna negra). Un abrazo.

  110. Me ha encantado, en mi crecer me encontré con este dolor que me costó mucho mirar de frente, no solo por mí, sino por el resto de las mujeres, creo que el meollo de la meditación esta en este dolor que sentimos hombres y mujeres, la falta de una estructura de amor dentro de nosotros, que pasa por sentir y percibir que el mundo es justo e igualitario y ver que no es asi, ver el dolor de tu madre y su enganche a su situación, sin embargo estoy de acuerdo que el camino es libertarte tú, y tú libre daras un ejemplo vivo de que es la libertad, el amor propio, el sentir tu lugar en el mundo sin maltrato. Esta no violencia va desde lo mas burdo a lo más sutil y en lo más sutil están todos esos movimientos de poder frente al otro, propios de una sociedad patriarcal… Es la relación sana con uno mismo y con los demás lo que libera, es la atadura emocional lo que enferma la mente, si cada una tomamos responsabilidad de nuestra propia libertad, sin crear una relación madre hijo con nadie, sino de adulto a adulto crearemos una sociedad sana. Es un gran tributo a los demás.

  111. Me ha resonado mucho este artículo, estoy viviendo este momento de la ruptura y de manera fuerte. También me duele el dolor de tantas mujeres, el dolor de crecer y trascender. Este artículo me resultó muy esclarecedor y me ayuda a argumentar algo que he sentido pero no podía explicarlo … ahora es mas claro para mi, ahora puedo amarme mas. Gràcias!!!. Me gustará recibir mas información sobre este tema.

  112. Bueno el tema, pero me preocupan las opiniones y conclusiones del público y que se identifiquen con esa realidad, creo que se juzga con imparcialidad y duramente a la mujer madre y, no al modelo patriarcal, además de victimizarse, no todo lo que nos sucede es responsabilidad de otros, si quiero crecer está en mí, no por eso voy a romper el lazo con quien me dio la vida y quien no tuvo la oportunidad de salir de ese círculo por ignorancia, porque no creo que las madres quieran destruir conscientemente a sus hijos. Para crecer no necesitamos destruir las relaciones entre mujeres, al contrario debemos potenciarlas, y como alguien opinó anteriormente, más que una ruptura es una reconciliación.

    • Fe de errata en mi comentario, es parcialidad y no imparcialidad gracias

  113. Lei este articula ya 4 veces. Ya no lloro al leerlo pero me sigue enseñando. He sufrido mucho por seguir mi camino y sentirme muy muy culpable a la vez x sentir el dolor de mi mama al verme “crecer” . Di muchos pasos con culpa y dolor por no tener su apoyo su aliento su amor y no entendia por que ella era tan cruel con mis deseos de superarme. Retome terapia y toque este tema que me angustia y con este articulo lo entendi todo. La ultima semana llore mucho mucho y comprendi que estoy sanando todos estos mandatos que no me corresponden

  114. Nunca imaginé que de tanto camino que he recorrido buscando soluciones conmigo misma,resuene todooo AHORA en este preciso momento, cuando x sincronicidad perfecta una cosa lleva a la otra y leo esto. Lloré sin parar, ahogada… Gracias de verdad x todo lo que has puesto en este texto. GRACIAS!!!!

  115. Me impresiona mucho leer en palabras ajenas la experiencia propia.
    Una vida entera sintiendome rebelde, que no soy suficiente para mi familia y con culpa de mi sentir.
    Ahora veo en mi madre y en mi abuela la enorme incapacidaad de ser ellas mismas; y su miedo a ver en mi la decisión que ellas nunca imaginaron posible. Lo veo reflejado en mi hermana que sigue el linaje, y en mi hermano que sin maldad aparente es misógino. En mi abuelo y en mi padre, que engañaron y reducieron a sus mujers y en ellas que no solo lo permitieron (asumir esa realidad) sino que lo apañaron en mil excusas para sobrellevar la realidad.

    Mi cuestionamiento temprano e imparable trajo consigo golpizas, hechadas de la casa materna y un rechazo eterno. Hoy a través de la lectura entiendo mis vivencias como necesarias para el encuentro conmigo misma, despegandome de la imagen creada y sostenida por la familia donde soy loca y egoista.
    Me honro a mi misma en mi camino de liberación, y honro a mi madre y a mi abuela; por que hoy entiendo que sus acciones y reacciones no son de indole personal sino de amputaciones de caracteristicas propias como personas en manos del patriarcado.

    Siendo consciente de esto, es mi deber seguir cultivandome como persona individual y criar a mi hijo en el amor y lejos de estructuras patriarcales y misoginas.

    Gracia por este texto. Lo tengo guardado hace mucho tiempo y casualmente (o no) lo leo el 3 de enero; iniciando un año con consciencia en mi familia propia, despegando de la de origen y construyendo mi propio camino.

    Les deseo que encentren su camino. Les deseo que vivan sus vidas. Mucho amor para ustedes.

    • QUe fuerte Rosy, me ha pasado igual pero poco a poco voy mejorando la imagen que tengo de mi y más aún haciéndola mía. Haciéndome mía pfff que fuerte 🙂 saludos

  116. Tengo 39 años y creo que sin saberlo estoy en esa lucha desde que tengo uso de razón. El rencor me ha frenado mucho, comprendí que el perdón es la única manera, solo que cuesta

  117. ES INCREIBLE ENCONTRAR ESTE ARTICULO ..SIEMPRE LO SUPE ..LO SENTI Y LO VIVI
    TENGO 2 HERMANOS VARONES ..MI EX MARIDO ERAN 3 VARONES, TUVE HIJOS VARONES Y SOBRINOS VARONES.. MI MUNDO ERA MACHISTA Y MISOGINO ..QUISE HUIR COMO SEA
    DE AHI Y NO PODIA HASTA QUE LO LOGRE .. ( EN PARTE) ME SENTIA ASFIXIADA
    EN ESE MUNDO MASCULINO. CUANDO HICE ESTO,EN BUSCA DE PAZ… TODOS ME DESPRECIARON SOBRE TODO MIS HERMANOS (ESO QUE JAMAS LES HICE DAÑO ) PERO
    NO SOPORTARON QUE QUIERA BRILLAR FUERA DEL SISTEMA.. AHORA LO ENTIENDO! MUCHAS GRACIAS ..LO SABIA PERO VERLO ESCRITO ES DE LO MEJOR QUE ME HA PASADO.

  118. Justo estoy pasando por ese proceso y ha sido duro enfrentarme a que la mayoría de mi familia me ha juzgado por ser perseverante en mi búsqueda. Quizás con actos aparentemente egoístas o de rebeldía sin sentido. Tengo cierto temor a no ser capaz de soltar a mis hijas en especial porque de verdad se padece como algunas mencionan por años. Qué impresión saber que somos tantas, qué alegría saber que podemos hacerlo cociente y modificar en la medida de lo posible. Qué grato es saber qué habemos más y podemos apoyarnos y acompañarnos como clan de mujeres. ¡Muchas gracias! Tienen alguna página de FB para seguir?

  119. No se imaginan lo mucho que me ha hecho reflexionar en este artículo, hace unos meses comencé un proceso psicológico para poder sanar esa relación con mi madre y muchas cosas de las que hemos hablado con mi terapeuta se encuentran presentes aquí, realmente romper esa relación con la madre no es fácil, dejar de buscar su aprobación y asumir la vida propia como mujer adulta me ha confrontado con mis peores temores, espero seguir en buen camino y sanar mis dolores para así mismo asumir mi maternidad de forma diferente con mi hija y poder establecer con ella una relación más sana.

  120. Muchas gracias por compartir este escrito. De siempre la relacion con mi madre no ha sido facil, no me ha sido facil aceptarla como Es , quiza sea por que sentia q no respondia a mis espectativas , a mis requerimientos y necesidad de afecto y quien sabe que mas , Hace un tiempo.. hoy, ,reconozco y le agradezco inmensamente , valoro, su autenticidad, su valentia , sus esfuerzos . Gracias !

  121. Justamente estoy pasando por ese proceso. Llegué a la psicóloga queriendo tratar el éxito y el dinero y todo me fue llevando a la relación con mamá. Ahora estoy en ese duelo, recordando todo lo que me hizo falta y sacando todo el dolor para llenarme luego de buena energía y agradecimiento.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *