Ama tus pechos

Posted in Blog, Salud, Sexualidad, Tienda Roja/Carpa Roja

Ama tus pechos

 

 

de la web: vulvalovely

de la web: vulvalovely

 

Texto: Sophia Style y Xènia Ros

 

Una de las experiencias más sanadoras que hemos vivido en nuestros círculos de mujeres es la de abrirnos a mostrar nuestros cuerpos y nombrar aquello que rechazamos o juzgamos interiormente. Por ejemplo, en relación a nuestros pechos, ha sido impactante darnos cuenta de todos los mensajes que cada una ha recibido de diferentes maneras, casi siempre basados en creencias y estereotipos que hemos interiorizado: que si mis pechos son demasiado pequeños, o demasiado grandes, o caídos, la aureola demasiado oscura, o uno más grande que el otro… En estos círculos, en un contexto amoroso de confianza y contención, de repente miramos a las demás y nos miramos a nosotras mismas con otros ojos. Ante de la gran diversidad y belleza de nuestros cuerpos, estos juicios y cargas se van disolviendo, y conectamos con una aceptación profunda.

 

Justamente en un momento en que el aumento de pechos se ha convertido en la cirugía estética más practicada a nivel mundial (en España en 2014 esta operación supuso el 25% del total), no deberíamos subestimar el gran poder de los círculos de mujeres en el camino de volver a amar y aceptar nuestro cuerpo en todas sus formas.

 

Recordamos con mucho cariño y alegría estos momentos de complicidad, como los que se dan en nuestro campamento de la Tienda Roja, y celebramos estos espacios transformadores, a la vez personales y colectivos. Agradecemos el permiso de cada una de las mujeres para compartir estas hermosas fotos.

 

 

 

 

¿Y tú? ¿Qué relación tienes con tus pechos en este momento de tu vida? ¿Qué significan para ti? Compártelo, si te apetece, con un comentario en el blog.

 

Si quieres celebrar, honrar y aceptar tu cuerpo y sus ciclos, te invitamos a conocer nuestro retiro de verano de cuatro días, La Tienda Roja, de donde surgen las fotos y la inspiración de este artículo. Será del 27 al 30 de julio del 2017, entre el centro Mamakilla, Girona y Banyoles (España). 

 

 

20 Comments

  1. Gracias infinitas por socializar estas experiencias y los saberes en temas que han sido tabú para tantas generaciones.
    Abrazo luminoso,
    Graciela

  2. Mil gracias Sophia por hacernos llegar este artículo!
    Me ha abierto algunas posibilidades que hadta ahora no estaban, quizá nunca se me ocurrieron ni me las mostraron, o quizá sí pero no captaron mi atención. Somos un ejército de chicas empoderándonos para nuestra evolución individual y colectiva. Y es un gustazo!!!
    🙂

  3. Gracias por este divino artículo y por las fotos. Muestran una belleza espectacular. Al verlas, algo en mí se ha movido y he sentido reconciliación con mi cuerpo. ¡De nuevo muchas gracias!!

  4. Mis pechos ahora mismo son fuente de vida para mi hija. Llegan muy lejos con su nuevo tamaño y elasticidad. Agradezco con humor y respeto no tenerlos firmes y erguidos para gozar de la lactancia de esta manera nuestra.
    Si me siento un poco corbada el derecho llega más abajo del ombligo. Me sorprende el gozo con el que vivo esta transformación que me aleja rebeldemente de los cánones.
    Salud

  5. Que bom ler este texto. Mas, a verdade é que não me sinto em paz com o quão grande meus peitos estão e não sei o que faze para me desvincular da imagem ideal que me foi impregnada desde sempre. Olhar com os olhos de amor e aceitação para os peitos e, en verdad, todo meu corpo está sendo un grand desafio!
    Escrevo do Brasil.
    Gracias, hermanas!

  6. Me encantan mis pechos lo único que me causa un poco de molestia es que mis pezones son muy grandes y en tiempo de frío me duelen pero me gustan mis senos!!!!

  7. Coincido con Ana, gracias. Me encantaría formar parte de un círculo algún día. Muchos abrazos

  8. Gracias un Abrazo desde Argentina

  9. Me emocionan las fotos y saber que haya grupos de mujeres conectando genuinamente tan profundo entre ellas (nosotras) mismas y hacia su interior. Me encantó la escultura a la que haces referencia en el newsletter, me trasladó al momento más actual que estoy viviendo con mis pechos, llevo ya 2 años y 10 meses amamantando a mi hija, siendo cada día nuestro reencuentro un momento sagrado cuando ella me pide su “tetita” y muchas veces jugamos juntas y ella me pide que haga como en la escultura y apriete mis pechos para tirar pequeños chorritos de leche, a ella le divierte verlos y a mí me emociona seguir siendo desde mi propio cuerpo, fuente de tamaña abundancia inagotable. Nunca antes había sido tan consciente de la perfección de mi cuerpo como al concebir, gestar, parir y lactar.

  10. Gracias por este artículo…para mi ha sido cómo agua bendita pues en mi caso, nunca he tenido una conexión positiva con mis pechos…y pocas veces he disfrutado de ellos. No soy madre. No tengo hijos. La vida me dio un giro hace casi 5 años y esa posibilidad de la maternidad se esfumó, aunque ciertamente no sé si sus cimientos eran sólidos pues de haberlo sido hoy en día ya hubiera sido madre. En fin, que descubrir los pechos pintados me han dado un punto de vista diferente…me ha hecho reflexionar. En estos momentos no puedo comprometerme en ninguna formación por muy útil e interesante que sea hasta que acaba mis estudios de master.

  11. En este momento de mi vida mis pechos han crecido mucho, tengo 58 años estoy en la menopausia y no tienen ninguna importancia para mì, aunque los veo muy bonitos por su tamaño y forma.

  12. Tenemos que aprender a querernos y a valorarnos por lo que somos y como somos sin necesidad que aprueben nuestra belleza. Qué somos bellas!!! Y tanto, pero no necesitamos que nos lo digan, deberíamos saberlo nosotras mismas. Gracias Sophia por recordárnoslo y por hacer que en nuestro interior las cosas se muevan.

  13. Hola, la verdad que a primera vista, la imagen, de la escultura, me desagradó, porque me pareció muy tosca y grosera, sin embargo, al ir leyendo el artículo, pude ver tu punto de vista y lo que te inspiró a escribir y compartir, lo cual es bello, inmensamente bello.
    Al contrario de la estatua, al ver las fotos de las mujeres con los pechos pintados, me pareció algo natural y hermoso.
    En lo personal, siempre amé mis pechos, pero a la vez, nunca le dí la importancia que merecen.
    Gracias, por mostrarme una faceta nueva de mi femineidad.
    Namasté.

  14. Al ver las fotos de las mujeres con los pechos pintados, me pareció algo natural y hermoso.
    Gracias, por mostrarme una faceta nueva de mi femineidad.
    Namasté.

  15. Gracias por compartir tu sabiduría y ayudarnos a encontrar la esencia divina femenina y revalorizar nuestros cuerpos como instrumentos sagrados. Desde Argentina un abrazo de luz!

  16. Gracias por compartir y tenerme en cuenta.

    Mis pechos son como flores que inspiran ternura y delicadeza,
    me hacen sentir fresca y saludable.

  17. Hola! Gracias por esto. La verdad es que siempre me han gustado mis pechos, son medianos, al inicio los comentarios eran “son pequeños”, de hecho una vez me invitaron a operármelos… Y no sé por qué, supongo que en mi rebeldía de adolescente dije que no, y que me gustaban así, admito que frente a una mujer que tenga o se le note el busto más que a mí me sentía un poco mal, pero luego descubrí que no era que no me gustaban los míos, es que simplemente me gusta la forma que hacen, y como caen con la gravedad y que esos están bien y que los míos también, solo es cuestión de decorarlos de vez en cuando, me gustó mucho leer esto porque cuando trato de hablarlo con mis amigas… Mmm me ven extraño, y una que otra me pregunta “eres lesbiana?”-.-!… Y pues saber que esto existe me hace sentir mas cómoda y confiada con mis pensamientos y sentimientos al respecto.

  18. Hola!! Leyendo y viendo las fotos de las mujeres con los pechos pintados me doy cuenta que nunca los veo, si bien, sé como son, pero no les observo como se debe, creo que haré el ejercicio de observarlos y pintarlos para honrarlos y quererlos mas!

  19. Hola, es primera vez que ingreso en su página, me ha encantado. A mi a verdad me cuesta mucho trabajo aceptarlos, fui madre y amamante y ademas subir de peso… Creo que empezar este proceso me ayudara mucho, ya que no es mi opción operarme si no aprender.

  20. Igual me he metido donde no me llaman pero… que preciosas fotos, que preciosos pechos, que valientes mujeres. Son auténticas diosas venidas a la tierra. Nuestra razón de existir, nuestras ganas de vivir, nuesras ilusiones, nueztros sueños, nuestros desvelos… sin vosotras no existiriamos, no tendría ningún aliciente. Un abrazo de corazón con el corazón.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *