Poner límites es esencial para empoderarte

Posted in Artículos, Blog, Mujer Completa, Recursos chamana, Salud, Sexualidad

Poner límites es esencial para empoderarte

Texto de Bethany Webster

 

Aneta Ivanovas

Aneta Ivanovas

 

Hay mucho que decir sobre los límites y sobre lo fundamentales que son para el sentido que tenemos de nosotras mismas. En este artículo, me concentraré mayormente en la relación entre nuestra autoestima y nuestra habilidad para poner límites saludables de forma efectiva.

 

Sin límites firmes, es fácil “fusionarse” o enredarse con los demás, provocando que cuidemos emocionalmente los demás, que seamos excesivamente responsables, o descuidemos nuestras propias necesidades. Cuando los límites son demasiado rígidos nos aislamos de los demás y les apartamos de nuestro lado.

 

Los límites saludables son “selectivamente permeables.” No son ni demasiado rígidos ni demasiado vagos (no extremadamente). Más bien, son flexibles y pueden abrirse o cerrarse si lo necesitamos, al igual que una célula sana.

 

Los límites están relacionados con nuestras necesidades de apego cuando éramos unas niñas. Nos plantean una pregunta: ‘¿Dónde acabo yo y dónde empiezas tu?’ Todas nosotras empezamos en esta vida como un “nosotras” cuando éramos recién nacidas y estábamos unidas con nuestras madres. Estar firmemente conectadas a nuestras madres nos ayudó a internalizar este sentido de seguridad y nos ayudó a formar nuestra propio e individual sentido de ser. Si no estuvimos conectadas firmemente a nuestras madres, seguramente hemos desarrollado un sentido de inseguridad interior y a nivel subconsciente, podemos estar buscando todavía esa seguridad en otras personas cuando ya somos adultas.

 

Por una parte, esto puede causarnos tener unos límites muy débiles, nos predispone a aceptar a cualquiera que vagamente nos trate con cariño y afecto, ser demasiado confiadas, o tener demasiada tolerancia con gente que nos trata mal. Los límites débiles pueden hacer que otros abusen de nosotras y puede envolvernos en una montaña rusa de sentimientos  porque nuestro sentido de  la seguridad no está aún totalmente anclado en nosotras mismas.

 

Tener confianza y sentirte segura en tu propia piel  

 

Un paso importante para desarrollar limites saludables es aprender que ninguna persona puede proporcionarte la seguridad interna que necesitas; el momento para eso es la tempana edad, momento que ya ha pasado. Sin embargo, como adultas podemos lamentar esa oportunidad perdida y desarrollar nuestra propia seguridad interna.

 

Conocernos a nosotras mismas como individuos es esencial para la verdadera intimidad y conexión. A medida que afinamos nuestra propia conciencia, podemos conocer más nuestras propias necesidades, deseos y preferencias. Tener el tiempo y el espacio para hacer tu trabajo interno es una forma importante de cuidarte a ti misma y reforzar tu sentido de la integridad.

 

Es una paradoja que cuanto más centradas y enraizadas estemos con nuestro sentido de ser, mejores compañeras y amigas seremos capaces de ser.

 

Elisabeth Chaplin

Elisabeth Chaplin

 

El antiguo paradigma: Complacer a los demás = aceptación por parte los demás

 

Tú eres la experta en Ti .Está bien ser tú misma, y tener diferentes necesidades y preferencias que los que están a tu alrededor. Esto puede parecer obvio pero estamos rodeadas con imágenes de mujeres deseables siendo las más complacientes y las más dispuestas a ser dominadas.

 

Estos mensajes permanecen en nuestro subconsciente hasta que nosotras, de forma activa, los desmantelamos. ¿Te has pillado alguna vez a ti misma teniendo un pensamiento que te sorprendió? Me ocurrió a mi cuando me topé con unos amigos que no había visto hace tiempo, y yo había ganado algún kilo. Me di cuenta de que tenía el impulso de decir algo como “No he ido al gimnasio en algún tiempo. He estado muy ocupada últimamente.” Me quedé perturbada por mi impulso de tener que disculparme y proporcionar una excusa a los demás por los cambios en mi propio cuerpo. Darme cuenta de este impulso me dio información sobre el poder de los mensajes del subconsciente y de cómo pueden aparecer  en nuestras vidas diarias aunque nosotras no estemos de acuerdo con ellos conscientemente.

 

A lo que dices ‘No’, determina el éxito de a lo que dices ‘Si’

 

Julio Romero de Torres

Julio Romero de Torres

 

Nuestros límites determinan a lo que decimos si y a lo que decimos no. Aprender a decir ‘No’ es una habilidad y un arte. Antes de imponer un límite, es importante tomarse el tiempo que necesitamos para procesar las emociones, como la rabia y el miedo, que pueden estar inicialmente presentes, para que así el intercambio se produzca desde nuestra más elevada integridad. Cada vez que podemos comunicar clara y limpiamente un “No” sin amargura o negatividad, estamos demostrando un alto nivel de autoestima.

 

A veces amar a alguien implica afirmar vuestras diferencias, no vuestra igualdad.    

 

Perdemos nuestros poder cuando aceptamos la vergüenza que otros proyectan en nosotras por su propio dolor que no está procesado. Ayudamos a los demás, no aceptando su dolor como el nuestro propio, sino subrayando su habilidad para tomar nuevas decisiones. No te sientas obligada a absorber un dolor que no es el tuyo.

 

Límites sanos: La soberanía de una misma

 

Paul Gauguin

Paul Gauguin

 

La vergüenza es una emoción tóxica inculcada en nosotras, que debilita nuestra voluntad, nos hace sentir menos seguras con nosotras mismas, menos poderosas y por lo tanto más complacientes con los deseos de los demás. Cuando ponemos límites firmes y sanos, estamos rescatándonos a nosotras mismas de la vergüenza tóxica que pudimos haber experimentado  en nuestra infancia y afirmando nuestra soberanía como individuos con el poder y el derecho de definir quiénes somos y qué permitimos o qué no permitimos dentro del espacio sagrado de nosotras mismas.

 

Para los demás, estar en tu vida es un privilegio… no un derecho.

 

Mientras continuamos entendiendo nuestro verdadero valor, estamos menos dispuestas a tolerar a las personas, circunstancias y situaciones en nuestra vida que no reflejan nuestra valía y autoestima. Nadie tiene el derecho de estar en tu mundo; ni nadie tiene la soberanía sobre tu tiempo. Si la gente quiere tener el privilegio de estar en tu vida, tendrán que ganárselo tratándote con consideración y respeto. Mientras tú te conviertes en alguien con una gran autoestima y nuevos límites, la gente que sintió tener derecho a un sitio en tu vida puede protestar u objetar, inconscientemente pidiendo inculcarte el sentido de culpa u obligación, puede que llamándote desagradecida o egoísta por mantener firmes los limites.

 

¿Les das tu poder a los demás y consientes sus demandas? ¿O les comunicas respetuosamente tus límites incluso frente a su desaprobación? Cómo respondes a esto es el reflejo de tu autoestima.

 

Sanando el síndrome de “la buena chica”

 

Kamil Vojnar

Kamil Vojnar

 

De niñas éramos premiadas por ser sociables, complacientes, calladas e invisibles. El mensaje encubierto es que no nos merecemos tener la propiedad de nosotras mismas. Mensajes sobre la importancia de la apariencia y del atractivo sexual también comunican que “Tu cuerpo no es tuyo. Tu cuerpo existe para dar placer a los demás.” Estos tempranos mensajes  culturales y familiares, pueden causarnos el desarrollo, en algún grado, de un falso yo. Este falso yo nos ayudó a ganarnos la aceptación de los demás pero al coste de renunciar a nuestras auténticas necesidades y deseos.

 

La madurez implica despojarse de este falso yo y descubrir nuestro auténtico yo-, separando nuestras verdaderas necesidades y deseos de los falsos que tuvimos que adoptar con el  fin de sobrevivir.

 

En el proceso de descubrir nuestras verdaderas, auténticas necesidades y deseos las cosas pueden cambiar en nuestra vida, cosa que puede ser muy desafiante, pero en última instancia traerán nuevas formas de reflejar lo que de verdad somos. La gente en nuestra vida que está acostumbrada a que seamos complacientes, sumisas y dóciles puede que se sorprendan o que se sientan incómodos cuando nosotras impongamos nuestros límites.

 

Una cita de Eve Ensler:

“Para ser una mujer fuerte, para ser una mujer feroz, para ser una mujer auténtica, para ser una lider, para ser verdaderamente poderosa, tienes que llegar al punto en el que puedas tolerar a la  gente a la que no les gustes. Y tienes que saber que cuando de verdad estes haciéndolo, tendrás que recurrir a tu propio imperativo moral a tu propio tronco moral  y decir ,“ no me importa, esto es en lo que creo. Esto es lo que soy.”

 

Brian T. Kershisnik

Brian T. Kershisnik

 

Tú eres tu propio tesoro. Tú te perteneces.

 

Tener límites saludables implica estar conectada con tu valor, estar anclada a tu propio centro de la verdad, y estar dispuesta a comunicarte con los que te rodean auténticamente. Es una habilidad que se puede aprender, practicar, y redefinir con el tiempo. Cuando estas empezando puede que de miedo pero cada vez que lo haces es más fácil y te empodera más. Con el tiempo, empezamos a atraer más y más a personas que están dispuestas a respetar nuestros nuevos y sanos límites. Esos que no están dispuestos a hacerlo saldrán de tu vida.

 

Cuando tenemos limites saludables, nos sentimos cada vez más seguras y apoyadas dentro de nosotras mismas y también nos convertimos en más eficientes en todo lo que hacemos.

 

___________________________________________________________

 

Preguntas para pensar sobre los limites:

-¿En qué aspectos estoy dándome a los demas/vaciandome?

-¿Que estoy tragándome que no deberia?

-¿Es que aspectos fui premiada por tener límites debiles cuando era una niña?

-¿Cuales son algunas de las oportunidades que tengo ahora en mi vida para empezar a imponer limites saludables?

-¿Qué es a lo que necesito decir No, que pueda hacer que viva diciendo Si solo a las cosas que realmente deseo?

-Parte de tener limites saludables es respetar los de otros. ¿Estoy violando los limites de otros de alguna manera?

 

© BETHANY WEBSTER 2013

 

Bethany Webster es escritora, oradora internacional, y lo que se podría llamar una comadrona del corazón. Su trabajo se centra en apoyar a las mujeres a la realización de su verdadera identidad  consciente, reclamando su brillantez  y encarnando su verdad con una feroz autenticidad y amor propio.  Su más famoso y significativo taller se llama “Curando la herida de la madre”. Su mensaje es que nuestras heridas son las puertas hacia nuestra maestria. Visita su blog  en http://womboflight.com

 

 

Traducido por: Isthar Cuesta Manciles

Revisado por Arantza Manciles y Sophia Style

 

 

Si quieres profundizar en el trabajo de Bethany Webster en castellano, incluimos una sintesis de su propuesta de sanar la herida de la madre en el curso online “Las Cuatro Lunas en Mí” como parte del Arquetipo de la Madre, y también ahondamos en nuestra capacidad de poner limites sanos a través del Arquetipo de la Chamana. Más información: http://mujerciclica.com/curso-online/

29 Comments

  1. Un aprendizaje redondo. Que amorosa manera de explicarlo y que facil lo siento.
    Clap clap clap.

  2. ME GUSTO MUCHO …GRACIAS NAMASTE

  3. Gracias por estas palabras de aliento. El entorno no ha cambiado tanto, y a la herida interna” hay que añadirle el entorno patriqrcal y la falta -aunque mejore-, de sororidad.
    Un abrazo del corazón para el corazón.

  4. Gracias.*m

  5. Que bello escrito y reflexion. Felicitaciones. Recordar todos lo aspectos o dimensiones que tiene la energia de cada persona, mujer. Recordar entonces podemos hacer nuestros Cinturones de Proteccion, para APREHENDER, NUESTRA ENERGIA.

  6. Es tan dificil poner limites despues de 50 años dejándote invadir.
    pero en ello estoy. Muchas gracias

    • Hey Victoria, que lo llevas en el nombre…sé bien que no es nada fácil, que todo el mundo, incluída la madre te lo pone difícil…que nos han invadido desde siempre…que jodido está eso, pero así es…yo estoy contigo, y te entiendo…pero tenemos la luz de sol cada día, ¿o no?…y hasta no estar muertas…¡estamos vivas!…y a disfrutar…no sé por qué pero me nació responderte…es que me gustó tu respuesta: que en ello estás…¡ahuevo!…(jerga mexicana).

  7. Gran lección a aprender la de poner límites.
    Mi hijo, ese gran Maestro en mi vida, sabe perfectamente decirme no, y me sigue mirando con amor y devoción después de hacerlo.
    Por qué no lo habré visto antes!!
    Gracias por la inspiración Bethany, Gracias por compartirlo en tu blog, Sophia.

  8. Muy agradecida, practicar lo leido será dificil, pero comprendo q es necesario.

  9. Yo, que no me identifico en nada con este artículo puedo decirles que decir mucho que no y no pensar en lo que piensan o quieren los otros tampoco es una solución ni hace mas sencillas las cosas. Genera muchos enojos y la parte mas difícil de manejar es porque en realidad no me importa que se enojen ante mis negativas. Lo que si duele al final que es que me voy quedando sola.

    • Los Límites SANOS, no generan enojos, ni son difíciles de manejar. Los límites SANOS, no son negativos. Y Los Limites SANOS, no te provocan dolor.

  10. Que pena no haber tenido la oportunidad de leer antes este artículo. Este fin de semana tu ve una experiencia en la que me di cuenta de lo difícil que es poner límites y aún más como uno se vacía por dentro con el afán de sentir el cariño de alguien en particular.

  11. Gostei muito do texto. Faz tempo que penso sobre este assunto, e ao ler, deixei de me sentir sozinha nesta busca.

    Grata,

    Talita

  12. Muchas gracias!!!, me sirve mucho para continuar mi proceso.

  13. Mil gracias!!!, estoy en el camino de poner límites sanos y me siento muchísimo mejor, aún me falta camino pero ya di el paso inicial.

  14. ¡¡MUCHAS GRACIAS!!

  15. Muchas Gracias!!! Un aporte interesantisimo para este momento de mi vida.
    Namaste

  16. Me encantó este Artículo…Me identifica…Gracias

  17. Gracias por el artículo. Siempre me ha costado mucho el tema de los límites, especialmente con mis padres, es un temor que me invade a que se enojen que me ha inmovilizado a veces y termino aceptando cosas que en el fondo no quiero hacer, que me desgastan enormemente o sintiendo una culpa terrible por estar sintiendo que nos les respondo a toda su preocupación y cariño. Hace no mucho que estoy intentándolo, pero me cuesta mucho, pero sé es lo correcto. Yo pensaba que era terrible ponerme a mí primero, que era egoísta, que estaba incluso siendo mala persona y peor en el caso de mis padres, sintiéndome mala hija…siempre busqué quedar bien, pero por dentro en algunas circunstancias me sentía mal, guardándome todo, con rabia contra mi misma. Aún cuando digo que no, y eso que todavía no logro llegar al punto de de verdad decir que no, sólo pucha es que tengo otra cosa planeada (que es verdad), me siento culpable, con remordimiento. Espero con el tiempo se vaya pasando y sea capas de dejar atrás la culpa. Que tengan todos un buen día.

    Saludos!

  18. Como siempre enriquecedora lectura. Me siento honrada y maravillada de haber encontrado a Mujer Cíclica. Gracias por todo. Sé que la Diosa que todas llevamos dentro se está comunicando con nosotras a través de toda esta preciosa información que nos comparten. Infinitas bendiciones.

  19. El articulo está súper interesante para leerlo cuantas veces sea posible y necesario como reminder. Le doy gracias al Universo de haberme dado la oportunidad de abrir los ojos y que me estén llegando los mensajes, señales y personas correctos e indicados para vivir plenamente. GRACIAS A TODAS LAS MUJERES Y SEGUIMOS EN ESTA LUCHA!!!!!

  20. Gracias, definitivamente un buen artículo que nos hace despertar, una herramienta para darnos nuestro justo valor.

  21. Hermoso, agradecida

  22. Me ha encantado el enfoque, la forma llana, clara y respetuosa del articulo. Muchas gracias!

  23. este articulo es guapura pura 🙂 y me viene en el momento preciso.
    gracias 🙂

  24. Me podrían decir como son los límites sanos. Yo tengo una amiga que yo evadia verla, me sentía mal con sus comentarios y me fui alejando, cuando lo hice ella me pregunto y me excuse, diciendo estoy haciendo mis cosas. Ella me decía que no me había hecho daño, pero fue así. Me preguntaba si peleaba con mi pareja, o si conocía si casa, sus padres,, también preguntaba si habíamos intimado y así empecé a sentirme incomoda. Un día me visita, estaba mal de salud y me pregunto lo mismo, como me mantuve tranquila, le respondí, aunque no se xqle dije. No no peleamos, sabemos llegar acuerdos, también habló de la infidelidad de mi madre de hace 3 años. No venia al caso, le dije ya paso, y ella ha querido verme para saber mi estado de salud. Mi padre que la estima mucho siempre me disculpa con ella, diciendo no te responde porque esta viendo sus vídeos, a lo q le digo q deje de justificarme que si no quiero atenderla no lo voy hacer. Que me aconsejan. Por otro lado está ella y por otro mi papa metiéndose en mi vida, contándome cada cosa que hace esta amiga en fb, que ni siquiera sigo. Pero mi padre sigue y sigue..

  25. Muy interesante el contenido, me ha servido para confirmar lo que llevo algun tiempo practicando y me dice que voy bien. Gracias por compartir.

  26. Buenisimo articulo que leo hoy, 17/1/17. Me viene muy bien en estos momentos. Nada llega porque si a nuestras manos.- GRACIAS

  27. Gracias compartirre

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *