Honrando nuestro Linaje Materno

 

mothers line 2

Texto: DeAnna L’am ©

 

Soy DeAnna,
Hija de Eva,
Hija de la Serena,
Hija de Rozsa,
Hija de la Madre Tierra…

Soy DeAnna,
Madre de Ellah,
Abuela de la Vida…

¡Estoy aquí!

Así empieza uno de mis rituales preferidos:-)

En círculos de mujeres de todo el mundo he observado como algunas participantes  se emocionaban hasta llorar con el sencillo pero profundo acto de invocar su linaje materno.

Independientemente de cómo sea la relación con tu madre biológica, de cualquier diferencia que pueda haber entre vosotras, o de cualquier recuerdo doloroso que puedas tener sobre su manera de criarte, el hecho indiscutible permanece: tu madre menstruaba cada mes bajo el techo de la casa de tu infancia. Desde el inicio de tu adolescencia, ambas habéis menstruado bajo ese mismo techo, tal vez sin hablar de ello, a menudo sin honrar la regla, y probablemente con algún malestar emocional o físico que no fue reconocido o compartido…

El hilo rojo de nuestro ciclo mensual nos une a todas las mujeres: nuestra madre, abuelas, bisabuelas y todas las mujeres de nuestra línea ancestral, hasta el pasado más remoto en las brumas del tiempo.

Reconocer esta conexión nutre profundamente nuestra alma, de la misma manera que sentirnos desconectadas de nuestro linaje materno nos lastima, en más aspectos de los que podemos imaginar.

La “sociedad de derecho” en la que vivimos se basa en la idea de que todo empieza con nosotr@s!  Pero, por supuesto, hay poco que así sea.

Crecemos de raíces profundamente plantadas en el terreno fértil de nuestros antepasados. Llevamos su firma genética en nuestro cuerpo, en nuestras características, incluso nuestros rasgos. Embellecemos su legado con nuestra propia singularidad, transmitiendo una herencia viva a nuestras hijas y nuestros hijos.

Esta es una invitación para honrar a tu linaje materno como un hilo vivo en el tapiz de quien eres.

Reflexiona sobre el hecho asombroso de que tu y todas tus antepasadas ​​maternas habéis sangrado cada mes para poder dar vida. Reconoce que sin la menstruación – ninguna de vosotras hubiera podido dar a luz. Celebra el hecho de que eres un eslabón de una cadena de generaciones que comenzó antes del tiempo, y continuará mucho después de que te hayas ido. Honra el hecho de que todas estamos unidas a través de la conexión profunda y visceral de nuestro tiempo de Luna: nuestra menstruación mensual.

Si tienes hijos, siéntate en silencio con tu hijo o hija, y nombra a tu Linaje Materno. Luego invítale a él o ella a nombrar el suyo, que será el mismo que el tuyo, y además incluirá su nombre y el tuyo como su madre.

Háblales de todas las formas entrañables en las que pueden ser como su abuela o bisabuela. ¿Qué características o rasgos ves en ell@s que te recuerdan a las mujeres en tu linaje materno? Esto no sólo fortalecerá el vínculo entre vosotr@s, sino que también comenzará a crear un profundo sentido de pertenencia en tu hijo o hija.

Cuando sabemos de dónde venimos, podemos ser más claras en cuanto a dónde vamos… Compartir los nombres de las mujeres de tu Linaje Materno con tus hij@s, recordándolas a todas, y reconociendo el vínculo tácito entre vosotr@s, es una experiencia que nos ancla profundamente a la Tierra. Trae continuidad y conciencia. Es un regalo para ti, para tus hij@s y para las generaciones venideras.

 
DeAnna L’ am, oradora, coach y formadora, es la autora de “Becoming Peers – Mentoring Girls Into Womanhood” y “A Diva’s Guide to Getting Your Period”. Es la fundadora de ‘Red Moon School of Empowerment for Women & Girls™’ y de ‘Red Tents in Every Neighbourhood!’ (Tiendas Rojas en Cada Barrio!).  Una pionera en empoderamiento menstrual, DeAnna ha estado transformando las vidas de mujeres y niñas en todo el mundo durante más de 20 años. Ella enseña a las mujeres a amarse incondicionalmente, cómo disolver los síntomas premenstruales y sacar fuerza espiritual de su ciclo (en vez de estar a su merced), y cómo crear Tienda Rojas en sus comunidades. Ella ayuda a las madres a mostrar auto-aceptación, auto-cuidado y auto-estima a sus hijas, a darles la bienvenida al poder femenino, y sentar las bases para una apertura entre ellas para toda la vida. Visítala aquí: www.deannalam.com

Traducción: Sophia Style www.mujerciclica.com

Revisión:  Eulàlia Pàmies: http://lanostramenopausa.blogspot.com.es/